Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

La ciencia de “el submarino”: ¿Coloca más?

La ciencia de “el submarino”: ¿Coloca más?

Redacción

El hotboxing, conocido antiguamente por estas latitudes como “submarino”, es una práctica que se supone ayuda a colocarse más. ¿Qué dice la ciencia al respecto?

¿Nos ayuda a colocarnos más estar encerrado en un espacio donde el humo de la weed no escape? Esta es la pregunta que pretendemos ayudar a responder con algunos datos que podemos considerar científicos.

Primero, ¿Qué es un hotboxing? Si has estado en una sesh en un espacio cerrado donde el humo del porro o del bong no puede escapar, entonces estuviste en un “submarino” o hotboxing. Si consumís habitualmente, llegar hasta un hotboxing es casi inevitable: una sesión en un coche con los colegas en el que las ventanillas está alzadas; una fumada en casa en una habitación pequeña; meterse en un cuarto de escobas para darle al bong (bueno, esto es menos habitual pero seguro que más de uno lo hacéis). El caso es que cuando uno piensa: “¡Guau!, veamos hasta dónde llega esta niebla del humo del porro” es que te has metido en un hotboxing incluso aunque no tengas ni idea de qué se trata.

La cuestión que salta de inmediato es: “Ey, si estoy metiendo humo (en general CO2) en un entorno donde hay oxígeno, lo que estoy haciendo es cambiar lo que respiro por algo que no puedo respirar… ¿Esto es peligroso? Y, segundo: bueno, sea o no peligroso, ¿al menos me coloco más?”.

Por si acaso, que quede claro: no selles una estancia solo para poder hacer hotboxing si estás solo. Lo más probable es que sea un lugar seguro pero también podría darse la desagradable situación de que acaben por intervenir los bomberos. Así que estas cosas mejor en compañía y no te esmeres mucho en cerrar una estancia: es mejor estar en un sitio que se pueda ventilar rápidamente.

¿Coloca más? Bueno, en realidad no mucho. En mayo de 2015 la Escuela Universitaria de Medicina John Hopkins hizo un estudio al respecto. Según el coordinador de la investigación, Ryan Vandrey, los efectos en los participantes, no fumadores expuestos a condiciones “extremas” de humo de cannabis, fue de “relativamente leve”, aunque es el suficiente como para que diese positivo en un test de una empresa (lo que dice poco del “submarino” para colocarse y aún menos de lo escrupulosos que son los test de las empresas)

Así que si esperas que pases de estar colocado a muy colocado solo por utilizar el hotboxing, la ciencia, por el momento, es clara: no lo vas a lograr.