Pacientes de esclerosis múltiple recurren al cannabis para aliviar los síntomas

Pacientes de esclerosis múltiple recurren al cannabis para aliviar los síntomas

Redacción

Según un estudio reciente, casi la mitad de las personas consultadas que sufren esclerosis múltiple (EM) recurren a la marihuana para aliviar los síntomas.

Más del 40% de los pacientes con esclerosis múltiple han consumido cannabis o productos cannabinoides en el último año, según un estudio de investigadores de la Universidad de Michigan. El estudio, "Uso de cannabinoides entre estadounidenses con EM: tendencias actuales y lagunas en el conocimiento" (Cannabinoid use among Americans with MS: Current trends and gaps in knowledge), se publicó recientemente en la revista Multiple Sclerosis Journal - Experimental, Translational and Clinical.

El estudio se ha completado con la información obtenida a lo largo de los EE.UU. sobre 1.000 personas con EM. Los datos revelaron que el 42% de estas personas consumen CBD o terapias basadas en CBD.

“Estos datos de la encuesta nacional destacan la creciente prevalencia del uso de cannabinoides en los estadounidenses con EM y, entre los usuarios, una percepción permanente de beneficio para múltiples síntomas crónicos”, escribieron los investigadores.

De entre las personas encuestadas, el 90% aseguró que utilizaba el cannabis con un fin medicinal. Según esto, el motivo es que no existen terapias cualitativamente mejores en el mercado. El hecho de que sufran dolor crónico en la mayor parte de los casos y eso conduzca hasta un insomnio crónico lleva a buscar medicinas que pueda aliviar esta situación. Parece que, dentro de las alternativas del mercado, el CBD es el que utilizan con mayor frecuencia.

Los pacientes que usaron cannabis para tratar su EM notaron que era más eficaz para mejorar el sueño y reducir la frecuencia de los temblores, así como para mitigar las náuseas y la ansiedad. Los investigadores observaron que la mayoría de los pacientes que optaron por usar cannabis para tratar su EM querían más información sobre su uso, pero no recibieron esa información de su médico.