Un documental de The Guardian explora la vida cotidiana de la adicción a la metanfetamina en República Checa

Un documental de The Guardian explora la vida cotidiana de la adicción a la metanfetamina en República Checa

‘Lenka’ es un retrato íntimo e inesperado de una usuaria y cocinera de metanfetamina en el país con más producción de Europa. Míralo aquí.

El diario británico The Guardian ha producido y publicado Lenka, un documental sobre el uso de metanfetamina en la República Checa, el país europeo con más laboratorios de esta sustancia y en el que hay más consumidores. El documental es un retrato de la cotidianidad y la intimidad de Lenka, una mujer checa, adicta a la sustancia y que la “cocina” a partir de otros medicamentos.

“Su nombre era conocido en la comunidad metanfetamina. Había muchas historias sobre Lenka. Cuando finalmente la localicé, me di cuenta de que el estereotipo en mi cabeza de un adicto a largo plazo, construido en parte a partir de películas estadounidenses, estaba claramente equivocado. Lenka era una persona vibrante, trabajadora, que jugaba con las palabras como un poeta y me hacía reír.”, explica la directora del documental, la checa Barbora Benesova, en un artículo para The Guardian.

Un documental de The Guardian explora la vida cotidiana de la adicción a la metanfetamina en República Checa

En el documental se puede ver a Lenka cuidar durante la noche de su madre con movilidad reducida, ayudar a su padre con las tareas del campo y el cuidado de los animales, relacionarse con su pareja y lidiar con el consumo de metanfetamina. Su directora, afincada en Londres, nació y creció en República Checa, en un medio rural similar al de Lenka.

“Pude ver cómo [Lenka] estaba atrapada en un ciclo de necesitarla [la metanfetamina] para seguir trabajando y manteniendo a su familia. A veces se hace referencia a la metanfetamina como la "droga de los trabajadores" en Europa central, porque los inmigrantes que hacen turnos de 18 horas en obras de construcción o limpiando casas dependen de ella para obtener energía para seguir adelante”, escribió la directora.

“Las personas como Lenka se ven perjudicadas por el consumo de drogas, pero también caen en las grietas de un sistema que, incluso cuando habla el lenguaje de la "reducción de daños", sigue sin ver la complejidad de sus circunstancias y sus vidas, en gran parte como resultado de pobreza crónica y opciones limitadas. Los adictos a la metanfetamina no necesitan nuestra piedad, pero sí necesitan más de nuestra empatía.”

Os dejamos aquí el documental, publicado en abierto por The Guardian:

Relacionados

Werner Herzog, indomable

El cineasta de setenta y nueve años sigue fiel a su perfil de aventurero cinematográfico en su último documental Fireball. Visitantes de mundos oscuros, continuación de Dentro del volcán, junto a Clive Oppenheimer. Sus primeras obras también están ya...