Un juez ordena detener a una mujer víctima de violencia de género durante su juicio por decir que fumó cannabis
James P. Fisher, juez del Tribunal de Circuito del Condado de Loudoun, Virginia.

Un juez ordena detener a una mujer víctima de violencia de género durante su juicio por decir que fumó cannabis

El juez interrumpió el testimonio de la víctima para interrogarla sobre su uso de drogas y ordenó su detención cuando dijo haber fumado esa mañana.

Un juez del condado de Loudoun, en el estado de Virginia, interrumpió el testimonio de la presunta víctima en el juicio en el momento en el que ésta relataba la agresión sufrida a manos de su pareja para interrogarla sobre su uso de estupefacientes y ordenó su detención después de que ella dijese haber fumado cannabis ese mismo día por la mañana. El juez, después de que la víctima nombrase su consumo de cannabis, ordenó a los funcionarios de la sala que la detuvieran y la condenó a 10 días de cárcel por desacato al tribunal.

Según la noticia, recogida por el Virginia Mercury y reproducida por Marijuana Moment, la mujer fue detenida acto seguido y retirada del estrado. La víctima tuvo que cumplir dos días en la cárcel antes de ser liberada después de pagar una fianza de 1000 dólares. Virginia es un estado en donde el consumo de cannabis es legal para toda persona adulta desde el pasado julio.

“En medio de un [contrainterrogatorio] difícil, fue detenida, interrogada, arrestada y sacada de la sala del tribunal”, escribió la fiscal adjunta del estado de Virginia, Elena Ventura, quien dijo que la mujer “no fue tratada con el respeto, la sensibilidad ni la dignidad que exige ley”, según cita Marijuana Moment.

El escrito de los fiscales recoge que la testigo estaba ansiosa y nerviosa durante la hora y media que duró su testimonio contra su pareja, que ya había sido declarado culpable en dos ocasiones anteriores. Según los fiscales, el juez James P. Fisher mantuvo durante el juicio un fuerte cuestionamiento de la versión de la víctima centrando su atención en el su uso de drogas y en episodios de infidelidad. 

“No admitió haber realizado ninguna actividad ilegal ni admitió estar bajo los efectos de la influencia del cannabis en la sala del tribunal”, dijo a Virginia Mercury Tom Plofchan, un abogado que representa a la víctima. “No mostró dificultad para pronunciar sus palabras, ni nada que indicara que había tomado algún tipo de estupefaciente”, afirmó. Los abogados de la víctima presentaron una moción para pedir la anulación del cargo por desacato que ha sido apoyado por la Oficina del Abogado del Estado.

Relacionados