Virginia aprueba que sea insuficiente el olor a marihuana para un registro policial

Virginia aprueba que sea insuficiente el olor a marihuana para un registro policial

Redacción

El estado de Virginia (EE.UU) aprueba los primeros pasos de una ley que impide a los policías iniciar un registro bajo el criterio del “olor a marihuana”.

Esta ley va orientada a algo que es muy común en los abusos policiales en EE.UU.: Obligar a alguien a bajar del vehículo y someterle a un registro porque los policías dicen que “olía a marihuana”. Esta sería otra ley que se encuadra dentro de las leyes que quieren promover la “justicia social”. Porque, ¿quiénes eran a los que más paraban y registraban bajo esta excusa? Si respondiste que “es a los negros”, has vuelto a acertar.

Las estadísticas aseguran que los negros son arrestados hasta tres veces más que los blancos por uso de marihuana. Y no es porque esta comunidad sea más drogadicta o cometa mayores crímenes. Se les para porque los perfiles y órdenes policías los apuntan como objetivos principales. Si hicieran lo mismo con los blancos y se les detuviera con la misma celeridad, seguramente ahora no estaría hablándose tanto de justicia social.

"Este es un paso pequeño pero importante para despenalizar a los negros y latinos de ser objetivo de esta herramienta policial para sus estadísticas. Estadísticas que fueron creadas para politizar la guerra contra las drogas", dijo Chelsea Higgs Wise, directora ejecutiva de la ONG Marijuana Justice, con respecto a este nuevo proyecto de ley.El olor de la marihuana es algo que preocupa a nuestra comunidad indocumentada porque se trata de vida o muerte y separación de sus familias”.

La marihuana se descriminalizó en el estado de Virginia recientemente. Ahora uno puede llevar hasta una onza y solo pagar 25 dólares a modo de compensación. Sin embargo, más de una onza sigue siendo un delito mayor que se castiga con severidad.

Claro, no todo el mundo está de acuerdo.

La promulgación de este tipo de legislación permite y promueve fumar marihuana mientras se conduce un vehículo motorizado, lo cual es un desprecio fundamental para mantener un entorno de conducción seguro para los automovilistas”, dijo la directora ejecutiva de la Asociación de Jefes de Policía de Virginia, Dana Schrad.

Pese a haber sido aprobada aún tiene que superar otros trámites para que entre en la legislación oficial, así que conviene frenar el entusiasmo. Para que este proyecto de ley sea aprobado oficialmente y sea considerado por el gobernador, necesita la aprobación de la Cámara de Delegados. Luego, la ley irá a la mesa del gobernador Ralph Northam para convertirse en ley. Si se convierte en ley, entrará en vigor cuatro meses después de la sesión especial que se celebra esta semana.