Política ideal y mejores políticos

Política ideal y mejores políticos

Este artículo se publicó originalmente en el número 259 de la revista Cáñamo España
Junto con Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez, hay otros políticos que han trabajado incansablemente por la libertad de la maría. El mes pasado repasamos algunos senadores, ahora haremos lo mismo con algunos congresistas.

En un mundo ideal, Donald Trump no existiría. En un mundo menos irracional no habría leyes que criminalizaran a los usuarios de una planta medicinal, ni estados que quisieran controlar el cuerpo de una mujer con leyes retrógradas. En un mundo normal, la dupla que debería postularse y ganar las elecciones tendría que ser Bernie Sanders como presidente y Alexandria Ocasio-Cortez como vicepresidente. Entonces tendríamos un gobierno progresista y pacifista en el país más belicoso del mundo.

¿Su posición respecto a la marihuana? Ambos aprueban una regulación total. Ocasio-Cortez incluso ha criticado la actual legislación diciendo que los beneficios van en su mayoría al status quo blanco: “De acuerdo con una publicación del Departamento de Comercio, el setenta y tres por ciento de los ejecutivos de la industria del cannabis en Colorado y Washington son hombres y el ochenta y uno por ciento son blancos. En Massachusetts solo el tres por ciento de los propietarios son minorías y un poco más del dos por ciento son mujeres. La injusticia no ha terminado”, ha dicho. Esta industria está dejando fuera a todos los que discriminó y afectó en el pasado y que ahora se contentan con no ser arrestados por fumar. La boricua ha apoyado abiertamente la legalización y ha ido tan lejos como que ha afirmado que necesitamos no solo legalizar, sino arreglar las injusticias de una guerra racista y clasista.

Por su parte, Sanders hace veinte años que apoya políticas sensibles, programas medicinales; que habla en contra de la clasificación de la marihuana que la pone junto a la heroína y las injusticias que suceden debido a su ilegalidad. Con Sanders habría una legalización completa a nivel federal. Junto con Sanders y Ocasio-Cortez, hay otros políticos que han trabajado incansablemente por la libertad de la maría. El mes pasado repasamos algunos senadores, ahora haremos lo mismo con algunos congresistas.

Jared S. Polis (D-CO)

Polis fue elegido por primera vez al Congreso en el 2008, y desde entonces ha sido un defensor de la reforma de la marihuana. Fue uno de los seis miembros que presentó la Ley Federal de Prohibición de Marihuana Final del 2011, que reunió a muchos patrocinadores a lo largo de los años y ayudó a impulsar la conversación sobre cómo sacar al gobierno federal de la política sobre marihuana. También fue uno de los cuatro cofundadores del Congressional Cannabis Caucus, un grupo de legisladores que coordinan los esfuerzos para defender las leyes estatales de marihuana y anular la prohibición federal. Es el principal patrocinador de la Enmienda McClintock-Polis, una propuesta que evitaría que el Departamento de Justicia gastase dinero en perseguir a la industria legal de la marihuana. Va por la gubernatura de Colorado.

Earl F. Blumenauer (D-OR)

El representante es un defensor tan feroz de la reforma de la marihuana como Polis; fue elegido por primera vez en 1996. Blumenauer fundó el Comité de Cannabis. Es un orador frecuente en las conferencias de la industria del cannabis, recordando a los que trabajan en estados con marihuana legal que necesitan dedicar recursos para defender nuestras victorias y promover nuevas reformas. Blumenauer se presenta a la reelección este año y se espera que gane por un amplio margen. Su distrito es tan seguro que los republicanos ni siquiera presentaron un candidato en su contra.

Dana T. Rohrabacher (R-CA)

Rohrabacher es el republicano más sólido promarihuana. Él es el líder republicano en la Enmienda Rohrabacher-Blumenauer, posiblemente la pieza más importante de la reforma de la marihuana que el Congreso ha aprobado en los últimos años, ya que se ha empleado con éxito para poner fin a una serie de procesos federales. Fue uno de los cofundadores republicanos del Congressional Cannabis Caucus, y en el 2016 se convirtió en el primer miembro del Congreso en admitir que había consumido marihuana mientras estaba en el cargo. No regresará.

Barbara Lee (D-CA)

Lee fue elegida por primera vez para el Congreso en 1998, y se unió a la lucha por la libertad del cannabis desde este momento. Además de copatrocinar el Acta Federal de Prohibición de la Marihuana del 2011, también trabaja para corregir los errores de la prohibición poniendo fin al encarcelamiento masivo y luchando contra la discriminación en la industria. Lee se está postulando para la reelección, y dado que ganó más del noventa por ciento de los votos en el 2016 y solo se enfrenta a una retadora del Partido Verde, es justo decir que se mantendrá dispuesta a luchar por la libertad del cannabis.

David P. Joyce (R-OH)

Elegido en el 2012, es el menos veterano de los cinco, y representa a un estado que no ha legalizado la marihuana para adultos, aunque Ohio tiene una ley de marihuana medicinal. Joyce es el líder de la Cámara en la Ley de Estados, que protegería el programa de marihuana medicinal de Ohio, así como las leyes que permiten su uso por parte de adultos en otros estados.

Relacionados

Hacia una política psicodélica

La primera vez que escuché a Raimundo Viejo no pude evitar perder varias veces el hilo de lo que decía. Estaba presentando por vez primera sus investigaciones teóricas, sus hipótesis sobre cómo se podía constituir una especie de teoría política que...