Peras al vermut con Grana Padano y White Widow x Cheese
Fotos: COIMAGEN

Aquí nos tomamos el vermut de postre

Peras al vermut con Grana Padano y White Widow x Cheese
Este artículo se publicó originalmente en el número 285 de la revista Cáñamo España

Revolucionamos el mundo del vermut y el de los postres con esta versión de las clásicas peras al vino tinto. Las aliñaremos con especias, queso italiano y vermut cannábico para poner el postre a otro nivel. Así tendremos una sobremesa muy, pero que muy especial.

Ingredientes para cuatro personas

  • 4 peras no demasiado maduras
  • ½ litro de tintura de vermut rojo de calidad
  • 4 cs de azúcar moreno
  • 1 rama de canela
  • 4 clavos de olor, no de hierro
  • 6 granos de pimienta de Jamaica
  • 1 cc de ras el hanout
  • La piel de una naranja
  • 80 g de queso tipo Grana Padano
  • Unas hojas de hierba buena o menta para decorar

Elaboración

Para este postre rebelde, he seleccionado la variedad White Widow x Cheese, que regalamos en el número de diciembre del año pasado. Es del banco Spanish Seeds y se trata de un híbrido de predominancia índica, que crece bastante rápido y fuerte. Sus aromas y sabores, como podéis suponer, nos recuerdan directamente al queso, con toques cítricos y picantes que irán perfectos para nuestras peras. Y sus efectos son bastantes equilibrados, relajados pero sin pesadez, sino con bienestar y buen rollo. Ideales para una sobremesa de las buenas.

A fin de extraer sus atributos, vamos a elaborar una tintura con vermut rojo. Para ello, llenamos hasta arriba un bote hermético con cogollos o restos de manicura (dependiendo de la potencia deseada). A continuación, añadimos el vermut hasta completar el contenido del bote y lo cerramos. Habrá que guardarlo durante cuatro semanas en un lugar donde no le dé la luz y moverlo con suavidad semanalmente. Una vez extraídos los principios activos en el vermut, tendremos que deshacernos del alcohol que contiene. Lo ideal es hacerlo naturalmente, es decir, abriendo el bote y dejarlo así durante una semana más, sin prisas, que es como mejor sale. Cuando el alcohol se haya evaporado, podemos filtrar el líquido por un colador de tela y reservarlo. Y ya tendremos nuestro aliño especial listo para usarlo.

Peras al vermut con Grana Padano y White Widow x Cheese

Una vez completado el proceso más largo, podemos comenzar la receta. Lo primero será pelar las peras con mucho mimo. No deberían estar muy blandas, porque, si no, se nos desharán en la cocción y nos costará más trabajo pelarlas correctamente. Para que nos queden bonitas, lo ideal es dejarles el rabito o pedúnculo sin cortar. Una vez cortadas, lo único que tenéis que hacer es sumergirlas en un cazo u ollita con la tintura de vermut. Añadís las especias, la corteza de naranja y el azúcar moreno. Lo ponéis a cocer a fuego medio-bajo durante unos 25 min. Mientras cuecen, las movéis de vez en cuando para que se hagan de forma homogénea y cojan la misma tonalidad por todos los lados. Sabréis que están a punto cuando las pinchéis y estén tiernas. Una vez cocidas, habrá que dejar que se enfríen.

Para montar el postre cogéis un plato bonito y ponéis la pera de pie. Si se os cae podéis hacerle un cortecito en la base o laminarlas un poco sin acabar de cortar hasta el final y abriéndolas en abanico, como en la foto.

A continuación, las salseáis un poco con ese elixir que os ha quedado en el cazo u ollita. Le ralláis un poco de Grana Padano en un lado y, para terminar, le ponéis unas hojas de hierbabuena o menta fresca. ¿Preparados? Pues, adelante. Espero que os guste y tengáis un buen viaje.

¡Hasta la próxima!

Relacionados

¡Este arroz es la bomba!

Este agosto nos ponemos rústicos y nos vamos al campo para hacer una receta clásica. Además, le añadiremos nuestro toque particular con esta variedad automática, que te hará apreciar el entorno rural como nunca antes lo habías hecho. Valorarás la...

Homenaje de lujo y glamour

En esta ocasión, vamos a darnos el placer de disfrutar de un plato foodie y bastante sencillo de elaborar. Habrá que rascarse un poquito el bolsillo, pero cuando lo probéis, os aseguro que no os va importar en absoluto: un día es un día. Además, si...

¡Ave y César!

Vamos a hacer nuestra propia salsa César psicotrópica sin conservantes ni colorantes pero cargadita de CBD. Con ella aliñaremos esta clásica, a la que añadiremos un toque refrescante y veraniego de sandía para darle color, dulzor y personalidad.

Meditación mediterránea

Con este platillo volante vamos a recorrer gran parte del Mediterráneo, empapándonos de su esencia culinaria y degustando sus magníficos productos. Os mostraré mi particular versión de la Caponata italiana, añadiéndole un toque relajante y...