Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

Coca de verduras

La coca se come en el Mediterráneo

Coca de verduras y Grandaddy Purple
Sergio M.Naranjo
Este artículo se publicó originalmente en el número 246 de la revista Cáñamo España

Llega el verano, las tardes se alargan, las noches se acortan y el calor nos amodorra. Lo mejor es un poco de coca de la buena con todas sus propiedades: fibra, vitaminas, minerales, hidratos, etc. Típica en el Mediterráneo, está considerada como nuestra versión de la pizza.

Elaboración

Para enriquecer esta magnífica coca he seleccionado la variedad Grandaddy Purple, de Blimburn Seeds, que regalamos hace un añito más o menos. Nacida en California alrededor del 2003, destaca por la belleza de sus flores púrpura y sus efectos narcóticos y ansiolíticos, ideales por si te pasas con la otra coca. Tiene forma de arbusto, con nudos muy juntos y hojas muy grandes. Sus sabores y aromas, como podéis imaginar, son dulces y afrutados, y nos recordarán a bayas silvestres y frutas del bosque. Para su integración en la receta elaboraremos una manteca de cerdo cannábica. Este proceso habrá que realizarlo el día antes. La proporción de hierba y manteca para esta elaboración será de un diez por ciento si son cogollos o de un veinte por ciento si son hojas. Comenzaremos poniendo una olla con agua a calentar; la cantidad de agua debe ser al menos el doble que la de manteca. Cuando hierva el agua añadimos la manteca para que se disuelva y bajamos al mínimo el fuego. Cuando esté completamente disuelta llega el momento de añadir la marihuana y dejar hervir a fuego lento durante unos quince minutos, removiendo de vez en cuando. Pasado este tiempo, la grasa ya habrá absorbido todos los cannabinoides y la podremos retirar del fuego. La colaremos con un colador de tela y la dejaremos reposar hasta que se atempere. Una vez fría, la meteremos en la nevera un mínimo de doce horas para que la grasa se separe y se solidifique completamente y podamos cogerla fácilmente. La escurrimos bien y ya podemos usarla en cualquier receta. Eso sí, os aconsejo gastarla pronto si os sobra, ya que se enrancia con facilidad. 

Coca de verduras

Pues bien, comenzamos con la masa. Podemos hacerla formando un volcán con la harina sobre una superficie o en un bol, como más os guste. Primero mezclamos los ingredientes secos como la harina, la levadura, la sal y el azúcar. Calentamos el agua un poco para poder disolver en ella la manteca cannábica, la mezclamos con el aceite y la añadimos a la harina amasando hasta que se nos despegue de las manos. La tapamos para que no se reseque y la dejamos reposar media hora más o menos. Mientras tanto, podemos ir lavando y cortando las verduras. El corte es libre pero no debe ser ni muy grande ni desigual, para facilitar su cocción en el horno. Si nos gustan las verduras pasaditas deberemos saltearlas un poco antes de ponerlas sobre la masa, ya que el tiempo que van a estar en el horno no será suficiente para que queden muy cocidas. Yo prefiero que mantengan un poco de firmeza, pero sobre gustos… 
Lo mejor para estirar la masa es hacerlo directamente sobre un papel de horno para facilitar después su transporte a la bandeja del horno. La estiramos hasta que tenga 0,5 cm de grosor más o menos y la untamos con AOVE con la ayuda de un pincel o con nuestras propias manos bien limpias. Una vez estirada la ponemos en la bandeja del horno y distribuimos uniformemente las verduras por toda su superficie, añadimos un poco de sal y un chorrito de AOVE más. Precalentamos el horno a 200 ºC diez minutos antes y la introducimos en él durante 20 min más o menos. Cuando esté bien doradita la sacamos y le ponemos las hierbas aromáticas que más nos gusten: tomillo, orégano, salvia, romero, albahaca, etc. Se suele comer fría, pero si no podéis esperar os la podéis zampar inmediatamente, con mesura y precaución, como siempre. Espero que os guste y que la disfrutéis. 

Coca de verduras
INGREDIENTES PARA UNA COCA MASA

Masa 
50 g de AOVE 
50 g de manteca de cerdo de Grandaddy Purple 
100 g de agua templada 
1 sobre de levadura en polvo 
300 g de harina de fuerza 
1 cc de sal marina 
1 cc de azúcar 

Resto de ingredientes 
1 calabacín 
1 berenjena 
1 cebolla grande 
1 pimiento rojo 
1 pimiento amarillo 
2 tomates maduros 
1 cs de sal marina 
 8 cs de AOVE 
Hierbas aromáticas al gusto 
 

LA DOSIS CORRECTA

Se estima que medio gramo por persona si no es usuaria de cannabis es una dosis suficiente para sentir los efectos. Si eres consumidor habitual la tolerancia hacia la sustancia activa hará que necesites el doble: un gramo. No olvides que durante la digestión el THC se convierte en una molécula más potente que propicia una experiencia retrasada y hasta tres veces más intensa que con una cantidad similar fumada. El efecto tarda entre 30 y 90 minutos en mostrarse en todo su esplendor, y puede llegar a mantenerse hasta 8 horas.

Dado que no todas las hierbas son iguales y que todos somos diferentes, estos consejos sobre cantidades y efectos son orientativos. Es al comensal al que corresponde encontrar su medida. La prudencia siempre es buena consejera.

FOTOS

COIMAGEN