Pasar al contenido principal

¡Berenjenas de la China!

Berenjenas chinas picantes y “autocriticables”

Berenjenas de la China
Foto: COIMAGEN
Compartir:

Los chinos son los principales productores de berenjenas del mundo, y gracias a la famosa globalización nos nutren con sus exóticas variedades y sabores. Hoy vamos a aprender a cocinarlas y a darle nuestro toque especial para disfrutar tanto de su degustación como de su digestión. 

Elaboración

Para estas berenjenas viajeras he elegido la versión autofloreciente de la Critical de Spanish Seeds que regalamos en diciembre del año pasado. Esta pequeña maravilla es una de las variedades feminizadas auto más apreciadas y cultivadas del mundo. Desarrolla plantas de estructura fuerte, con forma de abeto y poderosos cogollos cargados de aromática resina. Tiene una producción bastante alta, y sus efectos son potentes y relajantes. En cuanto a sus sabores y aromas, destacan los cítricos y notas especiadas de madera y pino.

Para extraerle todas sus psicopropiedades vamos a preparar vinagre de arroz cannábico. Si no lo encontramos de arroz podmos sustituirlo por cualquier vinagre suave, por ejemplo, el de manzana. Como ya hemos explicado en otras recetas, este proceso es largo, así que tendremos que prepararlo con bastante antelación. Necesitaremos 250 ml de vinagre y unos 8 g de cogollos de Auto Critical. Meteremos los cogollos en el congelador un par de días antes para que el frío nos potencie la extracción del cotizado THC. Después, los trituraremos y los sumergiremos en el vinagre. Los meteremos en la nevera y los dejaremos que maceren durante 3 o 4 días. Como veremos, esto sí que es una verdadera extracción en frío. Pasado este tiempo, lo filtraremos con un colador de tela y lo meteremos en un bote hermético. A mí me gusta añadirle también un cogollo entero dentro del bote para potenciar el aroma y el sabor de la variedad elegida, pero no es imprescindible. Una vez que tengamos el vinagre cannábico preparado, podemos ponernos manos a la obra con la receta en cuestión.

Berenjenas de la China
FOTO: COIMAGEN

Lo primero será lavar bien las berenjenas chinas. Si no las encontramos las podemos sustituir por berenjenas de aquí, pero deberán ser pequeñas y sin semillas para que nos queden bien. Cuando estén bien limpias, las cortaremos en rodajas de unos 5 cm de grosor. Calentaremos la mitad del aceite un poco y las rehogaremos a fuego medio hasta que empiecen a ponerse tiernas, momento en el cual las retiraremos y las reservaremos. Si el recipiente no es lo suficientemente grande, tendremos que hacerlo en varias tandas para que se rehoguen correctamente todas a la vez. En el mismo recipiente echaremos el resto del aceite y agregaremos el ajo y el jengibre rallados. Cuando empiecen a dorarse añadimos el agua, la salsa de soja, la pasta picante, la salsa de pescado, el vinagre cannábico, el azúcar o la miel y el aceite de sésamo. Removeremos y mezclaremos bien y, cuando empiece a hervir, incorporaremos las berenjenas. Ponemos a punto de sal y dejamos que estofen hasta que estén completamente tiernas.

Ya podemos servirlas con el sésamo y el cebollino picado por encima. Si lo deseamos, podemos sustituir el cebollino por la parte verde de la cebolleta. ¡Que os “aploveche”!

 

Ingredientes para 4 personas

  • 800 g de berenjenas chinas
  • 1 cs de jengibre fresco rallado
  • 1 cs de ajo rallado
  • 1 cc de pasta picante (sriracha, por ejemplo)
  • 2 cs de salsa de ostras o de pescado concentrado
  • 1 cs de azúcar o miel
  • ½ vaso de agua
  • 4 cs de aceite de girasol
  • 2 cs de vinagre de arroz cannábico de Auto Critical
  • 1 cs de aceite de sésamo
  • 1 cs de semillas de sésamo
  • 2 cs de cebollino picado

LA DOSIS CORRECTA

Se estima que medio gramo por persona si no es usuaria de cannabis es una dosis suficiente para sentir los efectos. Si eres consumidor habitual la tolerancia hacia la sustancia activa hará que necesites el doble: un gramo. No olvides que durante la digestión el THC se convierte en una molécula más potente que propicia una experiencia retrasada y hasta tres veces más intensa que con una cantidad similar fumada. El efecto tarda entre 30 y 90 minutos en mostrarse en todo su esplendor, y puede llegar a mantenerse hasta 8 horas.

Dado que no todas las hierbas son iguales y que todos somos diferentes, estos consejos sobre cantidades y efectos son orientativos. Es al comensal al que corresponde encontrar su medida. La prudencia siempre es buena consejera.

Contenido relacionado

Salmorejo con cannabis

Una crema catalana con cannabis

Un porro tricolor

Cómo decarboxliar al vacío

Cómo decarboxilar al vacío

Un abuelo dio por error a una enfermera en Reino Unido una tarta de agradecimiento que tenía marihuana.

Enfermeras reciben por error una tarta con cannabis como agradecimiento

Porro con forma de petardo

Piden un pastel sobre “Moana” y les dan uno de marihuana

Piden un pastel sobre “Moana” y les dan uno de marihuana

Fideuá con cannabis

Tiramisú con cannabis

Cómo hacer un Strudel con marihuana

Contenido patrocinado

Nº 263 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo