Salmorejo de albaricoques, berberechos y aceite de vainilla con Auto Amnesia

¿‘Salmorejamos’ un poco?

Salmorejo de albaricoques, berberechos y aceite de vainilla con Auto Amnesia
Este artículo se publicó originalmente en el número 259 de la revista Cáñamo España

Hace calor y un buen salmorejo nos viene de perlas para nutrirnos y refrescarnos. Y para complementarlo nada mejor que los productos de temporada. Así que deja volar tu imaginación y atrévete a probar combinaciones nuevas como este mar y tierra con vainilla “olvidadiza”.

Ingredientes para cuatro personas

  • 1 kg de tomates maduros
  • 400 g de albaricoques maduros
  • 150 g de pan duro
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de AOVE
  • 5 ml de vinagre de manzana
  • Sal al gusto
  • 1 cs de azúcar moreno
  • 1 lata de berberechos al natural de calidad
  • Brotes o hierbas decorativas
  • 20 ml de aceite de vainilla y Auto Amnesia

Elaboración

Para este frutal salmorejo hemos seleccionado la variedad Auto Amnesia, de Mr. Hide, que regalamos en agosto del 2018. Esta plantita de dominancia sativa destaca por su potencia y producción. No deberemos subestimarla por ser auto, ya que su efecto es impresionante. Sus aromas a fruta madura y cítricos son exquisitos y van a complementar nuestro aceite de vainilla que es una maravilla.

Para su elaboración tendremos que llenar un bote con los restos de manicura o cogollos, dependiendo de la potencia que queramos obtener. Cuando ya no quepa más hierba, terminamos de llenarlo con AOVE y lo reservamos en un sitio ausente de luz y humedad. Lo dejaremos allí durante 4 o 5 semanas moviéndolo con cuidado cada 4 o 5 días. Y para finalizar, lo filtraremos con un colador de tela.

Salmorejo de albaricoques, berberechos y aceite de vainilla con Auto Amnesia
Salmorejo de albaricoques, berberechos y aceite de vainilla con Auto Amnesia

En este caso además le vamos a añadir una vaina de vainilla para seguir dándole matices y sofisticación. Cogemos la vaina y le damos un corte transversal sin llegar hasta el fondo, solo cortando la parte de arriba. Con el envés del cuchillo arrastraremos apretando hacia abajo y sacaremos las diminutas semillas de la vaina, que después añadiremos al AOVE cannábico. Lo dejaremos de 3 o 4 días más a temperatura ambiente para que las pequeñas semillas desprendan y liberen sus increíbles terpenos. Y después de esta doble extracción, ya podremos empezar con la receta en cuestión.

El salmorejo tiene sus orígenes en una especie de salsa que se utilizaba para aliñar el conejo allá por el siglo xv. Pero nada que ver con lo que conocemos en la actualidad. El actual nació en los campos de Córdoba entre los olivareros, y se ha extendido por toda España y parte del extranjero. Además, existen multitud de tipos y versiones, tantas como los lugares donde se elabora.

La elaboración de este es bien sencilla: solo tendremos que triturar el pan, los tomates, el ajo y los albaricoques (reservamos cuatro para decorar), junto con el caldito de los berberechos, el AOVE, el vinagre, la sal y el azúcar. Lo mejor es una batidora de vaso o un robot de cocina, pero también podemos hacerlo con una buena túrmix de toda la vida. El caso es que quede lo más triturado posible. Si queremos, incluso podemos colarlo después para evitar encontrarnos las semillas y pieles de los tomates. Eso dependerá de la finura y delicadeza de nuestro paladar.

Una vez triturado os aconsejo meterlo en frío por lo menos dos horas antes de consumirlo para que esté a la temperatura adecuada. Cuando lo tengamos bien fresquito, cogeremos un bol o plato hondo y verteremos el salmorejo. En el centro podemos poner los berberechos, alrededor trocitos de albaricoque, brotes o hierbas decorativas y el aceite cannábico de vainilla y Auto Amnesia.

No me digáis que no queda apetitoso y elegante. Pues ya está, amigos. Como siempre: a disfrutarlo con precaución.

Fotos: COIMAGEN

 

Relacionados

Aquí nos tomamos el vermut de postre

Revolucionamos el mundo del vermut y el de los postres con esta versión de las clásicas peras al vino tinto. Las aliñaremos con especias, queso italiano y vermut cannábico para poner el postre a otro nivel. Así tendremos una sobremesa muy, pero que...

¡Este arroz es la bomba!

Este agosto nos ponemos rústicos y nos vamos al campo para hacer una receta clásica. Además, le añadiremos nuestro toque particular con esta variedad automática, que te hará apreciar el entorno rural como nunca antes lo habías hecho. Valorarás la...

Homenaje de lujo y glamour

En esta ocasión, vamos a darnos el placer de disfrutar de un plato foodie y bastante sencillo de elaborar. Habrá que rascarse un poquito el bolsillo, pero cuando lo probéis, os aseguro que no os va importar en absoluto: un día es un día. Además, si...

¡Ave y César!

Vamos a hacer nuestra propia salsa César psicotrópica sin conservantes ni colorantes pero cargadita de CBD. Con ella aliñaremos esta clásica, a la que añadiremos un toque refrescante y veraniego de sandía para darle color, dulzor y personalidad.