Pasar al contenido principal
28 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Báñate en la burbuja festivalera

La desaparición del mapa de citas como el SOS 4.8, de Murcia; el Territorios Sevilla, y anteriormente, el Summercase, de Barcelona y Madrid, parecía decretar el reventón de la burbuja de festivales musicales españoles. Sin embargo, como antes ocurrió con la burbuja inmobiliaria o la crisis económica mundial, nadie parece reformarse. En una escalada propiciada por las oligopólicas agencias globales de contratación, los promotores acceden a pagar mayores salarios cada año para asegurarse en exclusiva grandes nombres internacionales, mientras que los artistas locales más populares repiten una y otra vez en carteles casi clónicos. 

La desaparición del mapa de citas como el SOS 4.8, de Murcia; el Territorios Sevilla, y anteriormente, el Summercase, de Barcelona y Madrid, parecía decretar el reventón de la burbuja de festivales musicales españoles. Sin embargo, como antes ocurrió con la burbuja inmobiliaria o la crisis económica mundial, nadie parece reformarse. En una escalada propiciada por las oligopólicas agencias globales de contratación, los promotores acceden a pagar mayores salarios cada año para asegurarse en exclusiva grandes nombres internacionales, mientras que los artistas locales más populares repiten una y otra vez en carteles casi clónicos.

Pero, lejos de pinchar, los festivales siguen al alza en toda la Península, muchos sostenidos por dinero público y gestionados demasiadas veces por amigos del alcalde o por piratas que, si no venden suficientes anticipadas, pillan el dinero y corren. Los ayuntamientos insisten así en una versión 2.0 de la hipertrofiada financiación de fiestas municipales que, durante los años ochenta y noventa, contribuyó a inflar cachés con resultados ruinosos no solo para el erario público, sino también para el tejido profesional cultural. 

Pero tampoco queremos amargaros la fiesta. Lo cierto es que en el 2017 las diez citas más multitudinarias del país se las arreglaron para sumar 1,85 millones de asistentes, y casi todos los grandes festivales nacionales superaron sus propios récords de asistencia, en una tendencia refrendada por las ediciones 2018 del Primavera Sound o el Sónar. El éxito de la fórmula radica en unas condiciones de cultivo ideales: buen clima, millones de turistas extranjeros atraídos por el sol y fiesta, y un nutrido público nacional que apenas gasta en cultura durante el año, pero no duda en comprar fielmente su abono o, como dirían los expertos en marketing, su “experiencia”, definición que tal vez explique por qué muchos asistentes se dedican a todo menos a escuchar los conciertos. 

Para bien o para mal, el caso es que a lo largo del año España acoge un millar de festivales, de estilos musicales y entornos muy diversos. Hay para todos los gustos, y por eso recorremos nuestra geografía seleccionando los más tentadores para agosto y septiembre. 

NORTE 

Festival Noroeste Estrella Galicia (A Coruña, del 7 al 12 de agosto)
Tremendamente ecléctico y con amplia muestra de artistas galegos, en esta 32.ª edición demuestra que, si se quiere, sobran cabezas de cartel femeninas: Christina Rosenvinge, Ana Curra (ex-Pegamoides y Parálisis Permanente), Neneh Cherry, Bflecha, Nathy Peluso, Rocío Márquez, Maria del Mar Bonet... Además, sonará el doom metal de los británicos Dead Witches, la electrónica industrial de los argentinos Mueran Humanos o dos de las propuestas más reverenciadas de la escena catalana actual: el folklore vanguardista de Maria Arnal i Marcel Bagés y la creatividad en ebullición de los imprevisibles Za! 

Nathy Peluso
Nathy Peluso, una de las estrellas del Festival Noroeste.

También en Galicia se encuentra la propuesta de rock y mestizaje del SonRías Baixas en Bueu (Pontevedra, del 2 al 4 de agosto), con Berri Txarrak, Che Sudaka, Gatillazo, Muchachito, Talco y La Raíz. Pasando a Asturias, destaca el potente Tsunami Xixón (3 y 4 de agosto), con reclamos internacionales como The Prodigy, Gogol Bordello, The Hives, Bad Religion, Millencolin, Lagwagon y Marky Ramone. En la misma comunidad, se reunirán mods y amantes del sonido sesentero para bailar a James Hunter Six, The Mystic Braves o Los Retrovisores en el Euroyeyé (Gijón, del 2 al 5 de agosto). Quienes compren el abono, podrán además acceder al bolo de The Hives del Tsunami, gracias a la alianza entre el macrofestival y esta modesta cita. Por su parte, el Santander Music (del 2 al 4 de agosto) llena la capital cántabra con nombres patrios de moda –Izal, La M.O.D.A. y Kase.O–, más Instituto Mexicano del Sonido o Soleá Morente, junto a Napoleón Solo. En La Rioja, el Muwi celebra, en las bodegas y calles de Logroño (del 23 al 26 de agosto), los conciertos de Sidonie, Carmen Boza, Mikel Erentxun, Triángulo de Amor Bizarro, Depedro e Iseo & Dodosound. Y volviendo a la cornisa cantábrica, el Donostia Festibala (14 y 15 de septiembre) trae a las bandas californianas No Age y La Luz, y a varios de los nombres españoles ya mencionados, sumando a Niño de Elche, Cala Vento, C. Tangana, el supergrupo Riot Propaganda y una buena cantidad de dj. En la misma Guipúzcoa, no podemos obviar el Expogrow de Irún (del 14 al 16 de septiembre). La feria cannábica suele presentar una buena selección de conciertos y, al cierre de este número, confirmaba a El Canijo de Jerez y a los franceses Deluxe. 

CASTILLA Y LEÓN 

Sonorama Ribera (Aranda de Duero, Burgos, del 8 al 12 de agosto) 
El primer gran festival en apostar plenamente por el indie nacional cumplía veinte ediciones el año pasado, galardonado por los Premios Fest como el Mejor Festival de Gran Formato Nacional. Esta vez lleva a las viñas burgalesas a Liam Gallagher (de los Oasis) y a los Morcheeba, pero el grueso de la programación sigue perteneciendo a nombres de aquí como Dorian, Bunbury, L.A., Xoel López, Maga, Josele Santiago, La Bien Querida, Nada Surf, Virginia Maestro, Rayden, El Último Vecino, Mi Capitán, Arizona Baby, Joana Serrat... Sin golpes de efecto como los de Raphael o Camela en anteriores ediciones, aún es el único festival donde “te puedes meter un lechazo entre pecho y espalda que luego te huele la boca a choto hasta nochevieja”, como rezaba su mítico anuncio viral del 2007. 

En la misma provincia tiene lugar Ebrovisión, que llega a la mayoría de edad también dedicado a lo indie presentando en Miranda de Ebro (del 30 de agosto al 1 de septiembre) a Lori Meyers, La Casa Azul, La Habitación Roja, Los Coronas y Egon Soda, junto a los británicos Superfood y el americano Ron Gallo. Más joven es el Shikillo Festival, ubicado en las idílicas piscinas naturales de Candeleda (Ávila, del 2 al 4 de agosto) y llevando a la Sierra de Gredos a Asian Dub Foundation, Boicot, Narco y SHO-HAI, entre otros. 

Sonorama, Festival
Lleno total de público indie en el Festival Sonorama Ribera. Hasta 60.000 personas llegaron a reunirse en pasadas ediciones.

LEVANTE 

Rototom Sunsplash (Benicàssim, Castellón, del 16 al 22 de agosto) 
La gran cita jamaicana en Europa, nacida en Italia y trasplantada con éxito a la costa castellonense, celebra su veinticinco aniversario con el bluesman Ben Harper en un show inédito donde se zambulle en el reggae. En un cartelazo de infarto, se le suman los neozelandeses Fat Freddy’s Drop, la estrella subsahariana Tiken Jah Fakoly, el regreso de Orishas y también de The Skatalites, o grandes figuras del reggae de todas las épocas como Jimmy Cliff, Alborosie & Shengen Clan, Sly & Robbie feat Yellowman, Johnny Osbourne & Bitty McLean. Y también el tributo a Peter Tosh de la mano de su hijo Andrew, entre muchas otras propuestas y un goloso programa de conferencias y talleres. 

A media hora en coche, se celebra el Arenal Sound de Burriana (Castellón, del 31 de julio al 5 de agosto). Se trata del festival español que en el 2017 congregó a más público (¡trescientas mil personas!), pero ya hace tiempo que agotó entradas para disfrutar de, por ejemplo, Crystal Fighters, Azealia Banks, James Blunt y Steve Aoki. En Alicante hallamos el Rabolagartija de Villena (del 16 al 18 de agosto), donde destacan Rozalén, Bebe, Mártires del Compás, O’Funkillo, Nach, Lágrimas de Sangre y El Langui, junto a músicos ya mentados como The Skatalites, Boikot y Kase.O. La misma localidad alicantina celebra el Leyendas del Rock (del 8 al 11 de agosto), ineludible para los fans del rock duro, con Nightwish, W.A.S.P., Saxon, Warlock, Suicidal Tendencies, Mr. Big y un Rosendo en plena gira de despedida. Pero si eres más de electrónica, la ciudad de Barcelona celebra el DGTL (10 y 11 de agosto), con Ben Klock, Carl Craig, DJ Koze, Maceo Plex, Oscar Mulero, Nightmares on Wax y Speedy J. Y, frente al cercano pantano de Sau, se monta el ecológico y activista BioRitme de Vilanova de Sau (del 23 al 26 de agosto), con Txarango, Lendakaris Muertos, Deluxe, Els Catarres, La Sra. Tomasa y los sentenciados raperos Pablo Hasel y Valtonyc. Este último no asistirá, exiliado tras su condena por injurias al rey, pero consta en el cartel de muchos festivales, sobre todo catalanes, reivindicando así la libertad de expresión. 
 

Rototom
Imágenes del año pasado en el Rototom.
Rototom
Imágenes del año pasado en el Rototom.
Rototom
Imágenes del año pasado en el Rototom.
Jorja Smith
En el Dcode de Madrid actuarán Jorja Smith, Sidonie e Imagine Dragons.
Sidonie
Sidonie
Imagine Dragons
En el Dcode de Madrid, tocarán Imagine Dragons.
CENTRO 

Dcode (Madrid, 8 de septiembre) 
Llega a su octava edición la cita que logró consolidar el formato macrofestival en la capital española. En el 2018 acogerá en el Campus de la UCM, durante un solo día, a estrellas del pop-rock como Imagine Dragons, Bastille, The Vaccines, Albert Hammond Jr. (de The Strokes), los noruegos Kakkmaddafakka y la nueva sensación del R&B británico, Jorja Smith, junto a muchos artistas que juegan en casa, como Sidonie, Izal, Berri Txarrak, Triángulo de Amor Bizarro y Viva Suecia. 

En la muy cercana Guadalajara y con la mitad de ediciones a cuestas, el festival Gigante (del 30 de agosto al 1 de septiembre) se centra en la escena nacional programando a El Kanka, Ángel Stanich, Elefantes, Novedades Carminha, Despistaos, Rufus T. Firefly, Nixon y Texxcoco, amén de ubicuos cabezas de cartel como Bunbury, Dorian, Lagartija Nick y La M.O.D.A. 

SUR 

Connection Festival (La Codosera, Badajoz, del 4 al 10 de septiembre) 
No hay nombres conocidos por el gran público en esta selecta cita para amantes del goa trance, pero sí varios de los mejores artistas de este palo electrónico como Astral Projection, Transwave, Miranda y Pleiadians, que actuarán en este festival donde los beats se gozan en armonía con el entorno natural. Nacido en la provincia cordobesa y trasladado después a la sierra norte sevillana, este año vuelve a mudarse a las impresionantes piscinas naturales de un hermoso municipio extremeño junto a la frontera portuguesa, buscando mayor confort para su público, que podrá crecer hasta las cinco mil personas, contando no solo con raveros y psiconautas, sino también con familias con niños y practicantes de rituales de conexión espiritual, con talleres de yoga o reiki. 

En Andalucía, la comunidad que junto a la Valenciana alberga mayor número de festivales (aunque la palma mediática se la lleven Barcelona y Madrid), destacamos el Anfirock, que regresa al Parque Central de Isla Cristina (Huelva, retrasándose al 14 y 15 de septiembre), con magnífico producto nacional como Guadalupe Plata, Depedro, Za! y el ex-091 José Ignacio Lapido, y apuestas americanas como Jeff Rosenstock y The Fresh & Onlys. El ambicioso debut del Oh, See! presenta en Málaga (15 de septiembre) a Los Planetas, Iván Ferreiro, Coque Malla, Sidonie, La Casa Azul y Nixon. Brilla igualmente el Granada Sound (21 y 22 de septiembre), donde caben Mando Diao, Crystal Fighters, Carlos Sadness, Sidecars y, de nuevo, Dorian y La Casa Azul. Vértigo Estival es el festival de música independiente de Martos (Jaén, 3 y 4 de agosto), que además de un gran cartel nacional a módico precio, con Perro, Ramírez Exposure & Marc Jonson y los infalibles Lagartija Nick, Guadalupe Plata y Rufus T. Firefly, ofrece paella party: conciertos con piscina y zona de acampada gratuita. Coincidiendo con la Feria de la Ciudad de Almería, el Cooltural Fest (del 17 al 19 de agosto) presenta a primeros espadas del indie, como Iván Ferreiro, Varry Brava y nombres ya mentados como Izal, Sidonie y Maga. La misma provincia acoge The Juergas Rock Festival, que lleva hasta Adra (del 1 al 4 de agosto) a Bad Religion, Loquillo, Rozalén y La Raíz. Y atención a la macrofiesta electrónica Dream Beach en el almeriense Villaricos (del 1 al 5 de agosto), porque el año pasado se destacó como el festival andaluz con más asistentes, y cuenta esta vez con headliners como Axwell Λ Ingrosso, Martin Garrix, Loco Dice, Ricardo Villalobos, Richie Hawtin, Hardwell y Maceo Plex. Y cerramos nuestra selección con el PHE Festival de Puerto de la Cruz (Tenerife, 24 y 25 de agosto), donde ficharán El Columpio Asesino, La Bien Querida, Dorian y bazas latinoamericanas como Nathy Peluso y Pedrina. 

Efectivamente, comprobaréis que muchos músicos nacionales repiten en multitud de festivales, y es que, si no, resulta difícil ganarse la vida en este país. Sobre todo si el público deja de asistir a bolos en salas, donde mejor se disfruta de la música. En todo caso, rogamos a las bandas que más patearán la piel de toro este verano que tengan cuidado con la carretera (y manta). E igual recomendación para los festivaleros: conducid alerta, hidrataos, dormid lo posible, consumid siempre con responsabilidad, pasadlo en grande ¡y volved enteros para que el año próximo repasemos juntos qué festivales resisten! 
 

Este contenido se publicó originalmente en la Revista Cáñamo #248

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo