Araceli Manjón-Cabeza defiende la regulación de las drogas en el Congreso

Araceli Manjón-Cabeza defiende la regulación de las drogas en el Congreso

Redacción

La ex magistrada habló ayer en la Comisión Mixta sobre Adicciones, en la que participaron todos los grupos políticos.

Araceli Manjón-Cabeza, profesora en la Universidad Complutense de Madrid que fue Magistrada Suplente en la Audiencia Nacional y Directora del Plan Nacional sobre Drogas, compareció ayer en la Comisión Mixta para el Estudio de los Problemas de las Adicciones del Congreso de los Diputados. La profesora fue invitada por el grupo parlamentario confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, y durante su intervención hizo una defensa de la regulación del cannabis y otras drogas.

“Para mí lo mejor es poder hablar de este tema en el Parlamento. —empezó Manjón-Cabeza— Los investigadores podemos investigar, podemos divulgar, incluso hacer incidencia política, pero todo esto tiene que llegar al lugar donde se toman las decisiones.”  En su intervención explicó el régimen internacional de fiscalización de drogas, reflejado en las tres convenciones de la ONU, e hizo un recorrido por las distintas regulaciones que existen a día de hoy en el mundo, de tipo medicinal y recreativo.

La ponente criticó la actual clasificación del cannabis en la Convención de la ONU, que podría cambiar el mes que viene, y afirmó que es “científicamente inconsistente”, tal y como puso de manifiesto la OMS. Manjón-Cabeza habló del fracaso de la prohibición y abordó las diferentes vías para promulgar una regulación del cannabis en España. En opinión de la ex magistrada habría que regular todos los usos del cannabis, pero priorizando el medicinal en el caso de que no puedan prosperar ambos.

 

En el turno de intervenciones los representantes de los distintos grupos políticos también hicieron breves aportaciones. Podemos, PNV, Ciudadanos, ERC, apoyaron los postulados de la ex magistrada, por lo menos en cuanto a la regulación medicinal. El senador de VOX cargó contra cualquier uso del cannabis, mientras que desde el PP se mostraron interesados y atentos a la fiscalización internacional, pero sin expresar un posicionamiento claro. El diputado del PSOE se desmarcó del gobierno central y mostró interés sobre una regulación medicinal, apoyando la opinión que expresen los organismos internacionales como la ONU o la OMS.