Finca Nápoles

Cae una banda de traficantes cuyo cabecilla construyó una réplica de la hacienda de Escobar

Redacción
Este artículo se publicó originalmente en el número 274 de la revista Cáñamo España

La policía española en colaboración con la policía polaca y la Interpol detuvieron el pasado agosto a 75 personas acusadas de pertenecer a una banda criminal dedicada al tráfico internacional de marihuana. La operación fue la segunda parte de una serie de detenciones que se llevaron a cabo en España el pasado octubre.

Entonces fueron detenidas 14 personas en la zona de Granada. El cabecilla de esta banda era “El Nata”, un fan declarado de la cultura narco, y en especial del famoso traficante colombiano Pablo Escobar. A tal nivel llegó su idolatría por el narco colombiano que construyó una finca de ocio privada siguiendo el modelo de la Finca Nápoles, una famosa propiedad de Escobar.

Así el Nata reconstruyó la entrada a su finca tal y como era la de Escobar: con un gran arco blanco rotulado con las palabras “Hacienda Nápoles”, coronado con una avioneta blanca idéntica a la que tenía Pablo Escobar. Según ha publicado El Cierre Digital, cuando la policía registró su vivienda la encontró repleta de fotografías de los miembros de la banda posando con actitud de gánster: armas y mucho dinero.

Las fotografías facilitaron la investigación del resto de la banda. Según El País, la organización trabajaba desde Granada en el cultivo y producción de cannabis, que era enviado en camiones hasta Polonia, dos de los cuales fueron intervenidos por la policía. Los agentes incautaron más de media tonelada de cogollos de marihuana, 2690 plantas, 187.440 euros en efectivo y dos pistolas.

Avioneta y terreno que emula la Finca Nápoles del narcotraficante Pablo Escobar