Campaña de recogida de firmas para impedir que el activista Alber Tió entre en prisión

Campaña de recogida de firmas para impedir que el activista Albert Tió entre en prisión

Redacción

El activista por un consumo con derechos, Albert Tió, junto a dos personas más, serán encarcelados en breve. Puedes colaborar para que esto no suceda.

Albert Tió fue uno de los impulsores de los clubes cannábicos de Barcelona. Hace seis años comenzó un proceso judicial contra él que llegó hasta el Tribunal Supremo (TS). El delito por el que Tió va a ir a prisión consiste en haber sido secretario de la asociación de fumadores de cannabis AIRAM, que estuvo abierta en el periodo que va desde el 2012 al 2014 en Barcelona. Tió va a tener que cumplir 5 años de prisión por pertenecer a la junta directiva de este club cannábico. Después de que se desestimaran todos los recursos, el TS ratificó la sentencia que le condenó por delito de salud pública y de asociación ilícita.

Además de haber sido secretario en AIRAM, Tió es presidente de la FECAC, una de las dos federaciones catalanas que agrupan a los clubes cannábicos. Según una entrevista que se le hizo hace un año para Eldiario.es, Tió asegura que él nunca estuvo involucrado en el “cultivo y dispensación” del cannabis. “Organizaba charlas y talleres de reducción de riesgos, exposiciones de los socios, conciertos, clases de yoga…”. Para ese cometido, asegura Tió, percibía un sueldo de 1.200 euros al mes. “Yo a los cultivos ni siquiera iba, no soy ningún experto en el tema”.

Como señalamos al comienzo, no solo Tió tendrá que entrar cinco años en prisión, sino que junto con él irán dos activistas más. Desde distintas asociaciones se está pidiendo el perdón al gobierno español y que se paré el proceso de ingreso en prisión.

¿Cómo puedes ayudar? Se ha lanzado una página de Change.org mediante la cual puedes firmar una petición para pedir el indulto de estas personas. Además, allí podréis acceder a un vídeo donde se explica de manera mucho más concienzuda cuál es el problema de fondo de todo esto: el limbo judicial en el que están involucradas las asociaciones cannábicas españolas. Una de las exigencias históricas por parte de los diferentes colectivos cannábicos es que se regule de una vez este sector. Hace ya un año que se lanzó la campaña “consumo con derechos” para lograr que, entre otra cosas, ser socio o pertenecer a la junta directiva de un club cannábico deje de estar criminalizado y perseguido. Que todos sepamos a qué atenernos conforme a la ley si pertenecemos a este tipo de asociaciones.

Desde la página de la Change.org se solicita tu apoyo para impedir que suceda esta injusticia y que el gobierno indulte a estas personas. “No es justo que los y las activistas cannábicas entren en prisión mientras que el debate social no se aborda de manera responsable como están haciendo otros países”, se puede leer en la web.