Pasar al contenido principal
28 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Albert Tió y Víctor Segués anuncian un libro conjunto con sus escritos de prisión

Se trata de una selección de los textos que ambos escribieron durante los tres primeros meses de condena a modo de diario y actividad terapéutica.

Albert Tió y Víctor Segués, activistas cannábicos en prisión por desempeñar el cargo de secretario y tesorero de la desaparecida asociación de consumidores de cannabis AIRAM, han anunciado la publicación de un libro redactado a dos manos a partir de sus diarios y escritos de los primeros meses en la cárcel. Tal y como adelantó Tió en una entrevista con Cáñamo, se trata de una selección de los textos que ambos escribieron durante los tres primeros meses de condena como una actividad terapéutica, antes de conseguir el tercer grado.

“Estuvimos en la biblioteca la mayoría del tiempo [...] Luego teníamos tantos manuscritos que pensamos en hacer algo con ello. Pensamos en aprovecharlo como una forma más de dar visibilidad, no solo a nuestro caso, sino a toda la gente que tiene que pasar por esto, que hay mucha más y no somos solo nosotros. Vamos a intentar aprovechar alguna fecha de la primera parte del 2022 y pronto pondremos la reventa para que la gente pueda comprarlo y ayudarnos a editarlo y poder imprimirlo”, explicó Tió a Cáñamo.

El libro fue anunciado de forma oficial ayer con el título de Luz verde a la libertad y puesto en preventa a modo de crowdfunding para recaudar el dinero necesario para poder editarlo, imprimirlo y presentarlo entre los días 20 de abril, (día de la marihuana por coincidir con el número 4/20), y 23 de abril, fecha en que se celebra Sant Jordi y el Día del Libro.


Hace unas semanas se cumplió un año desde que Albert Tió y Víctor Segués entraron en prisión con una condena de cinco años impuesta por el Tribunal Supremo. La Asociación Independiente Recreativa de Autoconsumo y Medicinal (AIRAM), nació en Barcelona en 2011 como asociación de consumidores de cannabis y como club con una amplia actividad cultural. El club, que tuvo un rápido crecimiento en poco tiempo llegando a los 4000 socios registrados y a los 1,2 millones de facturación anuales, fue registrada por la policía en distintas ocasiones y finalmente clausurada en 2014 tras una intervención a un cultivo colectivo. El Supremo condenó al presidente, tesorero y secretario de la asociación por delitos contra la salud pública y asociación ilícita.

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo