Decir que la legalización del cannabis genera suicidios es una pifia
Celso Arango, presidente de la Federación Española de Psiquiatría.

Decir que la legalización del cannabis genera suicidios es una falacia

El presidente de los psiquiatras españoles tergiversó un estudio para argumentar contra la legalización en España durante el debate televisivo.

Durante su intervención en el debate televisivo sobre la regulación del cannabis, el presidente de la Federación Española de Psiquiatría, Celso Arango, afirmó que en lugares en los que se ha legalizado el cannabis han aumentado el número de problemas mentales, casos de psicosis y hasta los suicidios. Estas afirmaciones estaban dirigidas a respaldar su tesis de que la legalización del cannabis en España sería un error, porque provocaría un aumento de dichos problemas. En aquel momento Arango no citó ningún estudio concreto, pero sí lo hizo dos días más tarde en su twitter. ¿Qué afirma dicho estudio?


El estudio, incluido como parte de un informe del Departamento de Seguridad Pública de Colorado, correlaciona la regulación del cannabis en Colorado con el aumento de suicidios. En estadística una correlación es la relación que se observa cuando dos fenómenos separados evolucionan con una tendencia similar. Pero una correlación no prueba que exista una relación causal entre ambos fenómenos.

Pongamos un ejemplo. Se puede observar una correlación entre el uso de paraguas en una ciudad y la aparición de atascos de coches: el mismo día que aparecen paraguas hay más atascos. Pero eso no quiere decir que los paraguas provoquen atascos, ni tampoco que los atascos provocan el uso de paraguas. En ese caso concreto existe un elemento externo a la correlación que no se ha tenido en cuenta, y que es responsable de desencadenar ambos fenómenos: la lluvia. 

También se pueden observar correlaciones entre dos fenómenos que son fruto de la casualidad. Un ejemplo real: entre el año 2000 y el 2009 existe una correlación entre el aumento del consumo de queso en EE UU y el número de personas que murieron estranguladas accidentalmente con sus sábanas en el país. Otro ejemplo real: desde 1999 hasta 2009 cada vez que hubo un aumento en el número de películas en las que aparece Nicolas Cage, también aumentó en igual medida el número de personas que se ahogaron en piscinas estadounidenses. Aunque estos fenómenos se correlacionan parece poco probable que exista una relación de causalidad entre ellos.

Aunque la diferencia entre un estudio de correlación y otro de causalidad es una noción básica para cualquier investigador, el presidente de la Federación de Psiquiatría parece obviar esta diferencia. Su defensa de que la legalización del cannabis es la causante de un aumento de los suicidios está infundada y el propio estudio que cita se previene de crear dicha asociación. Además, el mismo registro de suicidios recoge que otras sustancias como el alcohol y los opioides se detectaron en un mayor porcentaje que el cannabis.

“Este factor [la presencia de marihuana en los casos de suicidio] por sí solo no es indicativo de intoxicación o deterioro al momento de la muerte, ni puede interpretarse como causal. Es posible que otras sustancias (incluido el alcohol) estuvieran presentes además de la marihuana, lo que dificulta afirmar de manera concluyente que la marihuana jugó un papel en la muerte”, se puede leer en el informe del Departamento de Seguridad Pública de Colorado que citó Celso Arango.

Relacionados