Tabaco

El cannabis puede ser un tratamiento efectivo contra el tabaquismo

El efecto ansiolítico de CBD pueda ser útil para sustituir progresivamente el tabaco y abandonar el hábito.

El CBD puede ayudar a acabar con el hábito de fumar, según apuntan algunos estudios. En un artículoreciente de la Fundación CANNA, el Dr. José Carlos Bouso, colaborador de Cañamo, expone los avances de los últimos años en la concepción de la adicción al tabaco y en el uso del cannabis para tratarla.

En su artículo, Bouso rechaza la idea de que la adicción esté causada por un agente farmacológico, en este caso la nicotina, que provoca una dependencia en el usuario. Aunque el factor farmacológico también influye, el artículo defiende que en realidad es el hábito de fumar el que está detrás de la dificultad de abandonar el consumo.

“Ocurre en el caso del tabaco, que es tan versátil para un individuo que le sirve tanto cuando está en una conversación animada, como cuando está sumido en un estado depresivo, o esperando al autobús” afirma Bouso. Esta versatilidad del consumo de tabaco facilita que se arraigue en la vida cotidiana y con el tiempo sea haga difícil abandonar el hábito.

Un estudio científico reciente probó la efectividad del CBD en la reducción del deseo de fumar en consumidores de tabaco. Los consumidores a los que se les administró CBD redujeron su consumo de tabaco en un 40% durante la semana que duró el tratamiento, mientras que a los que se les administró placebo mantuvieron el mismo consumo. A pesar de la reducción inicial 21 días después del tratamiento la diferencia desapareció.

En su artículo, José Carlos Bouso apunta que quizás el efecto ansiolítico de CBD puede ser útil para sustituir progresivamente el tabaco y abandonar el hábito con menos ansiedad. En cualquier caso afirma que hace falta que se desarrolle más investigación y se publique más estudios que avalen estas hipótesis.

Relacionados