Incautación inédita de 2-CB

Incautación inédita de 2-CB

Redacción

El pasado mes de abril la Guardia Civil realizó una operación contra el tráfico de drogas en la provincia de Huesca que acabó con varias personas detenidas, 30 kilos de cocaína incautados y el mayor botín policial de 2-CB hasta la fecha: 1,5 Kg.

Aunque puede parecer una incautación de poca monta debido a su limitado peso, en realidad no es tan poca cosa si se tiene en cuenta la dosis media de consumo de 2-CB (también llamado Pantera Rosa), que ronda los 15 mg. Esto quiere decir que en ese kilo y medio incautado hay unas 100.000 dosis de 2-CB.

La policía detuvo a 20 personas que supuestamente controlaban el tráfico de drogas en Huesca, según ha publicado El País. La operación ha cerrado siete puntos de venta de droga en la ciudad de Huesca y dos en Burgos, además de intervenir diversos domicilios en Madrid y Guadalajara. Los traficantes compraban las drogas directamente a los países de producción y la transportaban a Madrid. Desde allí era suministrada a los distintos puntos de distribución y venta, donde se llevaban a cabo adulteraciones de las sustancias.

La organización ilegal se dedicaba sobre todo al tráfico de cocaína, aunque en la operación de la Guardia Civil también se incautó el 2-CB y hachís. El 2-CB (también llamado Nexus o Tucibí) es una sustancia poco consumida en comparación con otras drogas clásicas de síntesis como la cocaína, las anfetaminas o el MDMA. Muchos usuarios refieren experiencias a medio camino entre el MDMA y el LSD, por sus cualidades empáticas y alucinógenas, aunque los efectos del 2-CB tienen su propia idiosincrasia