Intervenidos 500 kilos de marihuana a una empresa que fingía comerciar con cáñamo industrial

Intervenidos 500 kilos de marihuana a una empresa que fingía comerciar con cáñamo industrial

La policía intervino la marihuana en un camión y una nave de San Vicente del Raspeig, en Alicante.

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a cinco personas que se dedicaban al tráfico internacional de cannabis desde el municipio de San Vicente del Raspeig. En total se han incautado 500 kilos de marihuana, buena parte de la cual estaba siendo enviada a Suiza para su venta. Según la información publicada por la agencia Europa Press los detenidos no cultivaban el cannabis, sino que se encargaban de conseguirlo y luego lo distribuían al por menor y al por mayor.

La operación policial se inició con la denuncia de una persona anónima que detectó un fuerte olor a marihuana que emanaba de una nave industrial del polígono de San Vicent del Raspeig. Tras recibir la denuncia, la Guardia Civil inició la vigilancia de la nave y al observar la salida de un camión con dirección a la autovía le dio el alto. Aunque el conductor del camión desobedeció las indicaciones de la policía, los agentes lograron cortarle el paso con su vehículo y tras abrir la carga descubrieron varias bolsas de basura con 325 kilos de marihuana.

Tras el hallazgo la Guardia Civil consiguió una orden de registro de la nave y de un domicilio relacionado, y encontró otros 150 kilos de marihuana y 30.000 euros en efectivo, además de varias bolsas con marihuana y hachís envasado al por menor. Durante la operación se descubrió que la banda había registrado su actividad como si fuera la de una empresa dedicada a la producción de fibras a partir de cáñamo industrial.

Cinco hombres de entre 27 y 49 años de nacionalidades holandesa, sueca, suiza, francesa y española fueron detenidos acusados de los delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal. En un primer momento las personas detenidas dijeron que la marihuana incautada era cáñamo industrial que no sobrepasaba el límite legal del 0,2% de THC, pero un análisis posterior confirmó que los cogollos tenían un elevado contenido de THC.

Relacionados