Carola Pérez y Manuel Guzmán, presidenta y vicepresidente del Observatorio Español de Cannabis Medicinal

“No vamos a permitir que nos traten como delincuentes cuando somos pacientes”

El Observatorio Español de Cannabis Medicinal celebra el colofón de comparecencias y pide una regulación urgente.

“Tras ocho años de trabajo, tras mucha lucha [...] hemos venido a reclamar que el cannabis sea tratado ya. Que la regulación es urgente. Que no podemos continuar en esta situación de inseguridad jurídica y sanitaria. En España se está cultivando cannabis en grado farmacéutico y no le está llegando al paciente español, le está llegando a pacientes de otros países. Desde aquí pedimos que la subcomisión avance lo antes posible para no dejar al paciente en manos del narco, sino en manos del Estado, de los médicos, de las farmacias, y que tengamos dignidad y calidad de vida”, dijo ayer Carola Pérez a las puertas del Congreso, en una rueda de prensa celebrada después de que ella y Manual Guzmán (presidenta y vicepresidente de Observatorio Español de Cannabis Medicinal) comparecieran en la subcomisión.

Ayer fue la última de las sesiones* de la subcomisión en las que comparecieron los expertos y representantes de instituciones nacionales e internacionales. Ahora es el momento de que los diputados y diputadas discutan toda la información recibida en las cinco sesiones y hagan una propuesta para regular el cannabis medicinal en España. Los diputados tendrán hasta el final de junio para elaborar un documento conjunto, apoyado por consenso o por mayoría, con una serie de conclusiones y recomendaciones, que serán entregadas al Gobierno español.

“Para un paciente crónico [el cannabis] supone la diferencia entre la vida y la muerte. Entre querer vivir o solo pedir ayuda para morir todo el día. Y el cannabis no es una panacea, por supuesto que tiene efectos secundarios, pero nos hemos manejado con medicaciones muy fuertes, con opioides, que podemos morir de una sobredosis en cualquier momento, y nosotros no queremos esos. Creemos que el paciente tiene derecho al mejor tratamiento posible”, explicó la presidenta del OECM. “No vamos a permitir que nos traten como delincuentes cuando somos pacientes”, concluyó.

Relacionados