El 8% de los pacientes alemanes con párkinson usa cannabis según una encuesta

El 8% de los pacientes alemanes con párkinson usa cannabis según una encuesta

De entre los pacientes que dijeron usar cannabis más de la mitad refirió efectos beneficiosos sobre la enfermedad.

Una encuesta en Alemania encontró que el 8,4% de los pacientes con párkinson usan productos de cannabis y más de la mitad experimentó efectos clínicos beneficiosos. La encuesta ha sido realizada por investigadores del Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendorf, para evaluar las percepciones de los pacientes sobre el cannabis medicinal, y las experiencias de los que usaban productos cannábicos.

Los cuestionarios fueron distribuidos en todo el país a través de la revista de miembros de la Asociación Alemana de Parkinson y también a nivel local en el hospital en el que trabajan los investigadores, para controlar el sesgo de las encuestas. En total se analizaron 1348 cuestionarios (1123 a nivel nacional y 225 locales). El 51% de los participantes conocían la legalidad de la aplicación de cannabis medicinal y el 8,4% de los pacientes informó de que consumía cannabis medicinal en relación a su enfermedad de Parkinson.

Según los resultados, “más del 40% de los consumidores de cannabis notificaron una reducción del dolor y los calambres musculares. La rigidez, la congelación, el temblor, la depresión, la ansiedad y el síndrome de piernas inquietas mejoraron subjetivamente en más del 20%, y la tolerabilidad general fue buena”. La encuesta registró que el uso de cannabis medicinal fue más frecuente entre los pacientes más jóvenes, entre los que vivían en grandes ciudades y entre aquellos que tenían mejor conocimiento sobre los aspectos legales y clínicos del cannabis.

El 54% de los usuarios que usaron CBD de forma oral informaron de una mejoría de los síntomas, mientras que entre los que inhalaron cannabis con THC el porcentaje fue del 68%. Los datos de la encuesta muestran que los que usaron THC tenían más probabilidad de reducir los síntomas de rigidez e inmovilidad frente a los que solo usaron CBD (50% frente a 34%). El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Parkinson's Disease.

Relacionados