Un estudio del Departamento de Justicia de los EE.UU asegura que las plantaciones ilegales de cannabis en los parques nacionales del país se reducen cuando se legaliza la marihuana.

El cannabis legal reduce las plantaciones ilegales en los parques nacionales

Redacción

Un estudio del Departamento de Justicia de los EE.UU asegura que las plantaciones ilegales de cannabis en los parques nacionales del país se reducen cuando se legaliza la marihuana.

El estudio enlaza de manera fuerte el hecho de legalizar el cannabis con la significativa reducción de las plantaciones ilegales en los parques nacionales de los EE.UU. La conclusión del estudio es, básicamente, que si uno quiere que estas plantaciones desaparezcan lo mejor que se puede hacer es legalizar la marihuana.

Pese a que la legalización está funcionando a un nivel económico de manera bastante potente y en algunos países afecta al mercado negro (como el caso de Uruguay que ha reducido la ganancias de los narcos con la legalización) también es cierto que este no va a desaparecer. De hecho, en algunos lugares se mantiene más o menos tan estable como antes de que se legalizara el cannabis. Los motivos de que esto suceda son bastantes y variados, pero el caso es que ahí sigue. Para suplir la demanda de este cannabis se recurre a plantar en lugares protegidos por el estado donde es difícil que los campistas puedan merodear, como es el caso de los parques nacionales. Un 20% de la superficie de Colorado u Oregón es parque nacional, por lo que uno puede imaginar dónde van los narcos a plantar su marihuana para el mercado negro.

Un estudio del Departamento de Justicia de los EE.UU asegura que las plantaciones ilegales de cannabis en los parques nacionales del país se reducen cuando se legaliza la marihuana.

Según el informe del Departamento de Justicia de los EE.UU, “legalizar el cannabis recreativo está asociado con el decrecimiento de los reportes de operaciones de cultivo ilegal en parques nacionales… la legalización del cannabis por lo estados reduce el número de cultivos ilegales en los bosques nacionales de los EE.UU”.

Para llegar a esta conclusión el departamento de justicia elaboró diferentes simulaciones sobre cómo están creciendo o disminuyendo los cultivos de marihuana en los parques nacionales. Mientras que legalizar tenía un impacto considerable en la reducción de los cultivos, el reforzar la presencia policial y las redadas aumentaba el número de cultivos.

Según este informe, también se recomienda reducir los impuestos del cannabis pues creen que tienen un impacto directo en que crezcan estos cultivos ilegales. Se cree que si la marihuana fuese más accesible para el público en términos económicos, estos no buscarían cannabis más barato en el mercado negro y, por tanto, se reducirían los cultivos ilegales.

Un estudio del Departamento de Justicia de los EE.UU asegura que las plantaciones ilegales de cannabis en los parques nacionales del país se reducen cuando se legaliza la marihuana.