Estudio relaciona el consumo de cannabis “de alta potencia” con la psicosis

Estudio relaciona el consumo de cannabis “de alta potencia” con la psicosis

Redacción

Un reciente estudio asegura haber encontrado una relación entre la psicosis y el uso diario de cannabis de “alta potencia”.

El estudio ha sido publicado en la revista de psiquiatría The Lancet. Esta revista ya publicó otro artículo sobre el mismo tema en 2015 que se realizó con unos soldados suecos y cuya conclusión fue que estos tendrían seis veces más probabilidades de tener psicosis si consumen cannabis.

Este estudio ha recopilado datos de varias ciudades del mundo tanto de Europa como de Brasil y el resultado arroja que donde más casos relacionados de cannabis y psicosis ocurren es en Londres y Ámsterdam, lo que lleva a la conclusión de que esto es así porque allí es donde se consume la marihuana más potente.

La doctora Marta Di Forti, que dirigió el estudio, fue entrevistada por la NBC y dijo lo siguiente: “nuestros hallazgos son consistentes con estudios anteriores que muestran que el uso de cannabis con una alta concentración de THC, también conocido como cannabis tipo ‘skunk’, tiene efectos más dañinos para la salud mental que las formas más débiles… por primera vez, tenemos evidencia consistente de que existe una relación dosis-dependiente entre el consumo de cannabis y la psicosis inducida a nivel de la población. Cuanto más cannabis consumas, más probabilidades tienes de desarrollar un trastorno psicótico".

Los datos del estudio fueron recopilados en el periodo que va de 2010 a 2015 de unos 901 pacientes. Según el estudio aquellos que tomaban marihuana (aunque se desconoce si tomaban otras drogas) tenían 3 veces más probabilidades de desarrollar psicosis que los que no. Sin embargo, para los que toman cannabis más potente (del tipo skunk, según las palabras de Di Forti) tienen 5 veces más probabilidades.

A estas artículo se le puede decir que existen otros que aseguran todo lo contrario. Hay dos argumentos que se utilizan para rebatir las conclusiones del estudio de Di Forti:

El primero dice que la marihuana es ahora más potente que nunca y se consume mucho más que antes (sobre todo en los países legales) pero los casos de psicosis no aumentan. Podéis ver un video sobre esto aquí. La réplica que se le puede hacer a esto es que, también es cierto, no existen trabajos tan amplios que recopilen datos de estos últimos años.

El segundo argumento consiste en pensar justo al contrario de lo que sugiere el estudio. No es que la marihuana induzca la psicosis sino que la psicosis lleva al consumo de marihuana (y otras drogas). En este texto sobre fumar en soledad contamos algo al respecto.