Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

Irlandeses dejan la cocaína por el cannabis durante la crisis del COVID-19

Irlandeses dejan la cocaína por el cannabis durante la crisis del COVID-19

Redacción

En Irlanda, el mercado de drogas para “la fiesta” se seca mientras que los ansiolíticos y la marihuana disparan sus ventas.

Pese a que en Irlanda las compras por culpa del miedo a que se acabaran los suministros hicieron que drogas como la cocaína (así como otras relacionadas con salir de noche de fiesta) aumentaran las ventas de un día para otro, el confinamiento, la distancias social y que los bares andan todos cerrados ha dado la vuelta a la tortilla. Los irlandeses han dejado la cocaína por otras drogas más específicas para el tiempo que nos toca vivir.

Antes de que el coronavirus llegase hasta nuestra vidas, el mercado ilegal de Irlanda se abasteció de una tormenta de cocaína de una pureza excepcional, tal y como se ha señalado en algunos medios. Esta cocaína es la que en marzo fue comprada en las llamadas “compras de pánico”. A final de mes se esperaba que la gente siguiese en esa línea pero parece que la mayor parte de las personas que consumían cocaína se han bajado del carro. Mientras que la coca desciende tanto los ansiolíticos como la marihuana ascienden.

Irlanda puede servir y abastecerse de la marihuana que llega desde Holanda, incluso por cauces legales. Reino Unido legalizó algunos productos de marihuana en 2018 pero nunca ha puesto demasiadas ganas en que la distribución y los cauces legales sean adecuados para que la gente pueda acceder al cannabis. La mayor parte de la gente que quiere tener un tratamiento cannábico debe pedirlo fuera del país y, en ocasiones, esto les trae serios problemas legales. Irlanda más o menos garantiza cierta regularidad en los productos debido a que los médicos viajan de manera regular hasta Países Bajos para garantizar que sus prescripciones garantizan el producto. Ahora no se puede viajar fuera del país, por lo que son las autoridades irlandesas las que proporcionará el material trayéndolo desde Holanda.

"Soy consciente de que el número limitado de pacientes que hacen uso de una licencia ministerial para productos de cannabis medicinal emitida en virtud de la sección 14 de la Ley de uso indebido de drogas ha tenido dificultades de acceso debido a restricciones de viaje y la necesidad de las personas de aislarse por sí mismas", comentó Simon Harris, Ministro de Salud, según recoge The Irish Times. "Estoy muy contento de que hayamos podido hacer arreglos para que se les recoja un suministro de emergencia de sus productos en Holanda, donde se suministran los productos, y que los productos se entreguen a los pacientes en Irlanda".