La ONU vota mañana varios cambios que facilitarían el uso de cannabis medicinal en todo el mundo

La ONU vota mañana varios cambios que facilitarían el uso de cannabis medicinal en todo el mundo

192 ONGs de 52 países han firmado una petición para que sus gobiernos voten para reclasificar el cannabis

En menos de 24 horas la Comisión de Estupefacientes de la ONU votará sobre seis recomendaciones que realizó la Organización Mundial de la Salud a propósito de la clasificación internacional del cannabis. De aprobarse las recomendaciones, el uso del cannabis medicinal pasaría a estar menos restringido según el derecho internacional y los países tendrían más libertad para emprender regulaciones sobre su uso.

La clasificación del cannabis en las listas internacionales de drogas restringidas es compleja: El cannabis está en la Lista I y en la Lista IV de la Convención Internacional de 1961, y además el THC sintético y el THC natural están en dos listas de la Convención de 1971. Las recomendaciones de la OMS son: eliminar el cannabis de la Lista IV de 1961 (la más restrictiva), y las “tinturas” y “preparados” a base de cannabis de la Lista 1 de 1961. También se recomendó sacar todo el THC de la Convención de 1971 y pasarlo a la Convención de 1961, e incluir en la Lista 3 de esta convención algunos preparados de cannabis —esta lista es la menos restrictiva de las nombradas.

Según explica el investigador independiente Kenzi Riboulet, todo este lío de cambios técnicos supondría una simplificación del sistema de clasificación internacional y reduciría las restricciones sobre el cannabis medicinal. Además, es de especial interés la recomendación de incluir preparados de cannabis en la Lista 3, puesto que permitiría a cada país la posibilidad de elegir qué preparados considera oportuno ofrecer en un estado de fiscalización más bajo, y se podrían llegar a ofrecer sin necesidad de receta.

A parte de las recomendaciones anteriores, la comisión también votará sobre otra recomendación para incluir una nota al pie de la Lista 1 de 1961, en la que se especifique que el CBD no está sometido a fiscalización internacional. Esta recomendación, en apariencia conveniente para reducir la fiscalización sobre el CBD, podría ser contraproducente por su aspecto formal de nota al pie y porque el CBD no aparece en ninguna de las listas.

En las últimas semanas 192 ongs de 52 países diferentes han firmado una petición (que ha sido publicada por la Comisión de Estupefacientes de la ONU) para que sus gobiernos voten las recomendaciones de la OMS y faciliten el acceso al cannabis medicinal a los pacientes. La reunión de la Comisión se celebrará en Viena desde mañana día 2 de diciembre hasta el día 4, y está previsto que el conjunto de las votaciones nombradas se lleve a cabo a lo largo de la jornada de mañana. Se puede conocer en detalle la postura de cada país y seguir el avance de la jornada a través de este portal creado por Kenzi Riboulet.

PAÍSES CON DERECHO A VOTAR SOBRE LAS RECOMENDACIONES DE PROGRAMACIÓN DE CANNABIS

 

Relacionados