Las 5 peores películas sobre fumetas

Las 5 peores películas sobre fumetas

Redacción

El agregador de críticas Metacritic celebra el 4/20 publicando una lista ordenando de mejor a peor las películas con temática fumeta.

Y como no va a ser todo bueno, aquí os traemos las 5 peores películas de fumetas según crítica (y público) de ese ranking. Lo peor de lo peor de la cultura fílmica cannábica.

Bio-Dome (1996)

Bio-Dome (1996)

Una película protagonizada por el inenarrable Paul Shorty y uno de los hermanos Baldwin que por los años noventa aún tenía tirón. Un desastre de proporciones bíblicas que puntúa con un 1 sobre 100. La película trata sobre estos dos colgados muy fumados que acaban encerrados en una reserva medioambiental donde unos científicos van a realizar un experimento que durante un año.

Seguimos fumando (1983)

Seguimos fumando (1983)

También Cheech y Chong han hecho películas poco recomendables. Su cuarta película consistió en recopilar partes de su show en directo. Parece que la cosa no les fue muy bien y aunque el público los aprueba (una nota de 5 sobre 10) la crítica los deja bastante por debajo con un 4 sobre 100.

Medio Flipado (1998)

Medio Flipado (1998)

Otra película que demuestra que poner a un gran cómico en su cast no implica que vaya a ser graciosa. David Chapelle es uno de los tres amigos que tratan de sacar de la cárcel a un cuarto. El problema es que estos tres tipos son bastante idiotas. Para que quede claro que es una película de fumetas hay cameos de Snopp Dogg, Tommy Chong y Willie Nelson. ¿Es mejor película por eso? Parece que no: 16 sobre 100.

El hombre de California (1992)

El hombre de California (1992)

Cuando Brendan Fraser aún era un actor solicitadísimo en Hollywood se produjo este film sobre un hombre de la Edad de Piedra que despierta de su hibernación en California. De nuevo, sale Paul Shorty y la película es más bien muy mala. ¿Casualidad? No lo creemos. 25 sobre 100.

Buen Rollito (2001)

Buen Rollito

Mientras caían las torres gemelas, una de las últimas películas pro-fumetas del mundo del antiguo milenio es un desastre bíblico. Pese a contar con Method Man y Redman, esto no hay quién lo levante. El peor problema, según la crítica es que ni siquiera llega a ser una película de fumetas: su trama se centra en el detalle de una variedad mágica que ayude a aprobar a estos dos muchachitos pero solo trata sobre el “concepto de colocarse” que por sí solo no es nada divertido.