Legisladores republicanos presionan a Biden para que reduzca las restricciones sobre el cannabis

Legisladores republicanos presionan a Biden para que reduzca las restricciones sobre el cannabis

Los legisladores aluden a razones de salud pública y mencionan las dificultades actuales para llevar a cabo investigaciones científicas.

Dos legisladores estadounidenses del partido republicano, los representantes Dave Joyce y Don Young, han enviado una carta al presidente Joe Biden instándole a reclasificar la marihuana en las listas de control de drogas para reducir las restricciones sobre su uso. Bajo la ley federal de Estados Unidos el cannabis sigue siendo una sustancia clasificada en la Lista I de drogas, una lista que no reconoce ningún valor terapéutico a las drogas incluidas en ella, en la que también se encuentra la heroína y el LSD.

Los legisladores aluden explícitamente a razones de salud pública en la carta y mencionan las dificultades que provoca la actual clasificación del cannabis para llevar a cabo investigaciones científicas y programas que ahonden en la utilidad medicinal de la planta. “No podemos permitirnos dejar de lado alternativas más seguras en nombre de regulaciones arcaicas”, escribieron tras hacer referencia a la crisis de muertes por sobredosis que padecen miles de personas en el país.

“Como sustancia de la Lista I, el cannabis no se acepta para uso médico a nivel federal, lo que ha causado importantes restricciones en la investigación y sigue frustrando el tratamiento de una amplia gama de pacientes, incluidos los que padecen cáncer, los veteranos con trastorno de estrés traumático y las personas que viven con esclerosis múltiple y con trastornos convulsivos”, dice la carta.

La reclasificación de una droga en las listas federales de EE UU no es una cuestión rápida ni sencilla. Según Marijuana Moment, el procedimiento debe iniciarlo el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, luego la petición sería revisada por el fiscal general, quien hasta ahora ha delegado esta responsabilidad en la DEA. Otra opción es que sea el fiscal general quien haga la petición directamente, solicitando una revisión al Departamento de Salud y Servicios Humanos. Luego la Administración de Alimentos y Medicamentos evaluaría las implicaciones científicas, médicas y de salud pública para informar al Departamento de Justicia, quien podría acabar con la reclasificación.

Relacionados