Los medios aún mantienen los estereotipos de los fumetas

Los medios aún mantienen los estereotipos de los fumetas

Redacción

Los tiempos cambian, los estereotipos se modifican y la imagen negativa del fumeta poco a poco cambia para la opinión pública… ¿Toda? Toda, no. Los medios (conservadores) aún difunden la (mala) imagen arquetípica del mandanguero.

Un estudio publicado en Visual Communication asegura que los boletines de noticias, sobre todo los de corte conservador, continúan difundiendo la idea de que los fumetas son vagos y criminales.

Las fuentes que han utilizado para el estudio son publicaciones de noticias. Cuatro de ellas han sido categorizadas como conservadoras (Dallas Morning News, New York Daily News, New York Post, Houston Chronicle), cuatro como liberales (Los Angeles Times, New York Times, The Washington Post, Chicago Tribune), y dos como neutrales (USA Today y Wall Street Journal). Los investigadores clasificaron las imágenes que estos medios proyectan como de raza, criminal y estereotipos culturales.

“En el comienzo de una época de legalización, el uso de la marihuana en su aspecto medicinal y recreativo se acepta cada día en mayor medida. Sin embargo, los estereotipos raciales, criminales y culturales permanecen en los retratos de los medios. Este estudio aborda hasta qué punto el impacto que las imágenes en los medios del mainstream afecta los recientes esfuerzos de la legalización”, se puede leer en el informe.

En las imágenes que aportan en la información que se difunde en los medios sobre el cannabis sigue abundando los jóvenes pasándose porros, alguien amagado al bong como si fuese un biberón, y otros clichés del canuto. En rara ocasión se pueden ver imágenes “normalizadas” de gente consumiendo. El 15% de las imágenes del cannabis siguen asociándose a actividades criminales e incidiendo en estereotipos raciales y racistas.

“Por lo general, las minorías raciales se siguen presentando como criminales (un 21.5%) que las no-minorías (13.4%). Las minorías copan significativamente los titulares que tienen que ver con actividad criminal (42.5%) que las no-minorías (23.1%)”.

El estudio enfatiza que es una tarea fundamental de los medios que la imagen de la marihuana cambie o se mantenga cuando un estado decide legalizar el cannabis, sea el uso que se le de.