Pasar al contenido principal
3 de Febrero de 2023 #301

Menú de usuario

Regular los cultivos de opio para frenar las sobredosis

Expertos en políticas públicas proponen una producción controlada de opio para proteger la salud pública y generar oportunidades agrícolas.

Frente a la crisis de sobredosis provocadas por drogas opioides como el fentanilo, dos expertos en políticas públicas acaban de publicar un artículo en el que señalan que regular el cultivo de opio puede servir para evitar más muertes. En el artículo, publicado esta semana en el medio Talking Drugs, los autores argumentan que permitir la producción controlada de goma de opio serviría para facilitar un suministro seguro de opio y derivados de calidad con los que ayudar a proteger la salud de las personas adictas. Al mismo tiempo, aseguran que regular la producción es una forma de dar seguridad y estabilidad económica a las comunidades que cultivan la planta.

“La goma de opio podría convertirse en uno de varios productos a base de opio que se ofrecen dentro de un mercado legal que combate simultáneamente la pobreza de las comunidades de cultivo y previene las sobredosis de personas que se inyectan drogas”, afirma el artículo, firmado por la experta en políticas públicas Zara Snapp y el experto en relaciones internacionales Jorge Valderrábano, ambos cofundadores del Instituto RIA en México.

Los autores aseguran que los tratados internacionales de control de drogas permiten la creación de un mercado legal del opio con el propósito de permitir los usos médicos y científicos de la planta. “Un país podría optar por emprender el cultivo de producción de adormidera [de opio], notificando debidamente a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes y estableciendo una agencia gubernamental para supervisar todos los aspectos de la cadena de producción, incluida la exportación a países interesados ​​en proporcionar una alternativa al mercado ilegal de drogas para reducir daños”, afirma el artículo.

En países como Suiza, Alemania, España o Reino Unido, ya existen programas de dispensación de drogas opioides a personas con adicciones que funcionan con éxito, ayudando a reducir el riesgo de sufrir sobredosis, contraer enfermedades y sufrir mayor exclusión social. Pero los autores creen que a este tipo de programas conviene añadirles la propuesta de regular la producción de goma de opio. De esta forma, se proporcionarían oportunidades económicas a las comunidades empobrecidas que cultivan las amapolas, evitando que la producción quede únicamente en manos de unas pocas y grandes empresas farmacéuticas.

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo