El dueño de una tienda de Chicago va a pasar unos años en prisión por vender la (mal) denominada “marihuana sintética” mezclada con veneno para ratas.

Tendero vendía K2 mezclado con veneno para ratas

Redacción

El dueño de una tienda de Chicago va a pasar unos años en prisión por vender la (mal) denominada “marihuana sintética” mezclada con veneno para ratas.

Fouad Masoud, dueño del King Mini Mart en South Kedzie Avenue en el lado oeste de Chicago se va a la cárcel 7 años por envenenar a sus clientes con cannabinoides sintéticos y raticida. Este tipo llegó a vender hasta 80 paquetes de K2 contaminado en un solo día.

El dueño de una tienda de Chicago va a pasar unos años en prisión por vender la (mal) denominada “marihuana sintética” mezclada con veneno para ratas.

¿Era esto peligroso? Muchísimo. Durante abril del año pasado el Departamento de Salud de Chicago recibió hasta 100 visitas de personas con sangrado severo que tuvieron que ser hospitalizados. El común denominador es que todos había consumido K2 contaminado con raticida. De por sí, los cannabinoides sintéticos son peligrosos, sin embargo, los efectos suelen ser menos severos si estos no han sido tratados o según se consuma, sin embargo, al emparejarlo con un veneno la cosa cambia. En poco casi un instante estas personas enfermaron colocando sus vidas al borde de la muerte.

En el momento de su detención, Masoud tenía en la tienda unos 334.000 dólares, presumiblemente de la venta de K2, de la que aún guardaba 6,4 libras. La DEA arrestó a Masoud y dos dependientes bajo el cargo de conspiración para vender drogas. Durante el juicio Masoud se declaró culpable de vender drogas pero aseguró que esta había sido comprada en otro países y que desconocía por completo que llevaban matarratas. Los fiscales le hicieron saber que aunque desconociera ese hecho tampoco se preocupó de lo que estaba vendiendo incluso después de que se detectaron los casos.

Por suerte para Masoud y para las víctimas, el veneno no mató a nadie aunque los sangrados severos dejaron a más de uno a las puertas de la muerte. Aún así le esperan 7 años a la sombra.

El dueño de una tienda de Chicago va a pasar unos años en prisión por vender la (mal) denominada “marihuana sintética” mezclada con veneno para ratas.