Un estudio examina las prácticas de reducción de daños en los clubs de cannabis catalanes

Un estudio examina las prácticas de reducción de daños en los clubs de cannabis catalanes

El objetivo de la investigación fue conocer qué tipo de prácticas de reducción de daños y riesgos existen en los clubs y cómo de extendidas están.

Una investigación sobre las prácticas de reducción de daños en los clubs de cannabis ha sido publicada esta semana en forma de estudio en la versión digital del International Journal of Drug Policy. El objetivo de la investigación fue conocer mejor qué tipo de prácticas de reducción de daños y riesgos existen en los clubs de cannabis del modelo español y cómo de extendidas están.

Para el estudio los investigadores diseñaron una encuesta de 45 preguntas sobre la estructura de funcionamiento de los clubs y las prácticas de reducción de riesgos que se aplicaban. En el estudio participaron 15 clubs de los 16 que pertenecen a la federación catalana de asociaciones cannábicas CatFac, que según relatan los autores del estudio, en todo momento prestó apoyo (no económico) a los investigadores para conseguir recoger los datos necesarios para la investigación.

Los resultados del estudio muestran que muchos de los clubs entrevistados cuentan con medidas de reducción de daños tales como información disponible para los socios sobre los riesgos del consumo, acceso a vaporizadores o filtros para fumar, análisis de laboratorio del cannabis disponible, apoyo e información medicinal o enlaces con clínicas de profesionales sanitarios. Sin embargo estas medidas no estaban presentes de forma uniforme y los clubs mostraron una gran variabilidad en la aplicación de medidas.

“En este momento, nuestros resultados muestran que la implementación de principios generales de reducción de daños a través de acciones específicas y protocolos operativos no es sencillo para todos los CSC, que en ciertas áreas, podrían beneficiarse de un mayor apoyo, capacitación o herramientas que les permitan alcanzar su verdadero potencial como agentes efectivos de reducción de daños”, señalan los autores en las conclusiones del estudio, quienes apuntan que en el futuro explorarán “con mayor profundidad las prácticas de reducción de daños implementadas en un grupo mucho más amplio de CSC en Cataluña, más allá de los límites de la Federación”.

Relacionados