Pasar al contenido principal
29 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Una empresa de inversiones en cannabis desaparece con el dinero de sus inversores

Juicy Fields ofrecía la posibilidad de invertir en la industria hasta 180.000 euros con promesas de altas rentabilidades.

Juicy Fields, una empresa que se dedicaba a las inversiones en la industria del cannabis, acaba de desaparecer sin dejar rastro. La empresa estaba dirigida a captar a particulares que quisieran invertir en la industria cantidades de hasta 180.000 euros, prometiéndoles una rentabilidad de entre el 33% y el 66%. Según la información publicada por elDiario.es, la semana pasada la empresa fue anulando progresivamente las operaciones y vías de comunicación con sus inversores, y todo apunta a que sus propietarios han huído con el dinero invertido.

La compañía llevaba pocos años funcionando, y había invertido grandes cantidades de dinero para promocionarse dentro del sector cannábico, pagando patrocinios importantes en ferias y eventos cannábicos de todo el mundo con los que ganar visibilidad. Juicy Fields se presentaba como un servicio por el cual las personas particulares podían invertir dinero en el cultivo de cannabis legal para luego recuperar el dinero con altas rentabilidades. Los beneficios estuvieron llegando a las personas que invertían, hasta la semana pasada.

La estructura y el funcionamiento de la empresa tenían el aspecto de una estafa piramidal, algo que ya fue advertido por un reportaje de elDiario.es, en el que se recogía que su sede social había cambiado en los últimos años, que algunos de sus acuerdos comerciales eran falsos y que varios reguladores europeos habían alertado de que la empresa podía ser un posible fraude.

Lo sucedido la semana pasada parece confirmar aquellas sospechas: se congelaron las retiradas de efectivo para los inversores, se eliminaron las redes sociales de la compañía y sus grupos de Telegram en los que los empleados de la compañía compartían información con sus inversores, y el CEO de la empresa, Willem van der Merwe, renunció después de dos meses en el cargo. Según El País Financiero, el anterior CEO de la empresa, Alan Glanse, que renunció en mayo, asegura que no tiene ninguna responsabilidad y apunta a dos ciudadanos rusos como supuestos propietarios de la empresa y artífices de la estafa.

Te puede interesar...

Suscríbete a Cáñamo