Pasar al contenido principal
3 de Febrero de 2023 #301

Menú de usuario

Amigos y familia despiden a Fernanda de la Figuera

Homenaje a Fernanda de la Figuera: serás marihuana eternamente
Fotos y vídeos aportados por la familia real y elegida de Fernanda.
Las cenizas de Fernanda servirán para sembrar plantas de marihuana.

El pasado sábado familiares y amigos de Fernanda de la Figuera se reunieron en Málaga para despedir cariñosa y festivamente a la cultivadora cannábica y activista pionera en España que falleció el pasado abril, en un homenaje en el que la risa y la marihuana estuvieron presentes en cada momento del día. La marihuana fue el gran amor de Fernanda y su razón de vivir, un vínculo que compartía con la mayoría de personas que acudieron a despedirla en un evento lleno de música, alegrías, tambores y porros.

Fernanda dejó dos últimos deseos para su funeral: que en él sonara Rien de rien de Edith Piaf, Gracias a la vida de Violeta Parra, y Ne me quitte pas de Jacques Brel; y que sus cenizas sirvieran para abonar y hacer crecer plantas de marihuana. Así se hizo, primero sonaron las canciones en un vídeo acompañando numerosas fotografías que dieron cuenta de la larga vida que disfrutó Fernanda, y de la cantidad de personas amigas que cosechó durante sus 78 años de edad. Y luego se repartieron parte de sus cenizas a sus queridos amigos cultivadores para que Fernada vuelva a la tierra y se vuelva parte de las plantas que tanto amaba y que le dieron la vida.

Archivo de vídeo

Las dos hijas de Fernanda presentaron el acto en el que hablaron familiares y amigos y en el que se leyó un texto de la revista Cáñamo que os dejamos a continuación.

Fernanda fue una amiga, una mujer libre y una luchadora infatigable. Antiprohibicionista convencida de las bondades de la marihuana por haberlas sentido en cuerpo y alma.  

Conocimos a Fernanda en el año 1993 cuando desde la ARSEC se le invitó para dar forma a lo que sería la coordinadora estatal por la legalización del cannabis. Fue fundadora y presidenta de la ARSECA, asociación desde la cual desarrollo sus proyectos de estudios cannábicos.

En 1995 supimos que fue absuelta por cultivar para su propio consumo a través de ARSECA. En 1998 organizó los concursos cannábicos de LA BELLA FLOR. Fue la primera presidenta de la Federación de Asociaciones Cannábicas y portavoz en España de la Coalición Europea para Políticas de Drogas Justas y Efectivas (ENCOD). Su incansable lucha ha sido reconocida incluso más allá de nuestras fronteras y es la única persona en España galardonada con el Cannabis Culture Awards. También su activismo le llevó en la etapa final de su vida a la presidencia del partido cannábico Luz Verde. 

Enamorada de la planta, empezó la fabricación de aceites, cremas y tinturas para ayudar a mujeres en tratamiento con quimioterapia, lo que le llevo a dar un paso más y crear la asociación Marías por María, lugar de encuentro para muchas y muchos también, que pudieron acceder a la marihuana en un entorno de conocimiento y apoyo mutuo.

Hablar de Fernanda es hablar de libertad, de un activismo comprometido sin perder el humor ni tampoco el amor por la fiesta. Fumaba con pasión y entre las variedades cannábicas le gustaba especialmente la Amnesia, a la que calificaba como “la hierba de la alegría”.

Vimos el amor con el que cultivaba en su finca de Alhaurín el Grande. La Guardia Civil la conocía y la respetaba, hasta que un día en 2014 la fiscalía realizó una cruzada contra los Clubs Sociales de Cannabis e intervinieron el cultivo de Marías por María. 181 fueron las plantas arrancadas, una injusticia que dejó huérfanos de maría a muchas personas que eran socias. Fernanda enfrentó el asunto con ánimo, convencida, porque le habían absuelto dos veces, de ser una cultivadora legal. Sin embargo, que se alargara durante años, hasta el 2020, y que, al final, los jueces la condenaran fue para ella una gran desilusión. No entró en prisión por carecer de antecedentes penales, pero sintió la arbitrariedad de la justicia en sus últimos años.

Nos dejó sin haber visto cumplida la ilusión de su vida: ver a maría libre. Sin embargo, su paso por este mundo es un ejemplo de libertad que inspira a desobedecer las injustas leyes que nos impone el poder.

Cultivar nuestro jardín sin miedo, ser libres sin perder la alegría, ese es su legado.

Muchas gracias, Fernanda, por toda la libertad y toda la alegría que plantaste en nuestros corazones.

¡Que el humo de este porro de amnesia te llegue allí donde estés!

Archivo de vídeo

 

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo