Fernanda de la Figuera, la “abuela marihuana”, condenada a nueve meses de prisión

Fernanda de la Figuera, la “abuela marihuana”, condenada a nueve meses de prisión

Redacción

La activista Fernanda de la Figuera, conocida por muchos como la “abuela marihuana”, ha sido condenada a nueve meses de prisión por el tribunal de Málaga.

En la sentencia también se condena al tesorero y el secretario de la asociación a la que pertenece Fernanda, Marías por María, que se constituyó en 2010. El juez ha considerado que es culpable de delito contra la salud pública y deberá pagar 10.000 euros de multa además de los 9 meses de prisión.

Se puede leer en el auto que se fecha el día 16 de diciembre que se condena a De la Figuera por un delito de tráfico de drogas "que no causan grave daño a la salud". El juez considera que los condenados favorecieron el consumo de marihuana y que la asociación no cumplía con los requisitos exigidos por el Tribunal Supremo para que estos no incurran en delito: que se trate de un grupo reducido de consumidores habituales, que consumen de forma inmediata y en un lugar cerrado.

Según la sentencia el número de asociados era muy elevado (200), no se controlaba que estos fueran consumidores habituales o “adictos” y que no se vigilaba que se consumiera en el local o solo pequeñas cantidades.

"Nos encontramos ante la existencia de una estructura organizativa, en la que un núcleo de personas (…) poniendo esta estructura al servicio de los socios que adquieren la droga en la citada asociación, pagando una cuota y compartiendo los costes de producción de la droga", según se recoge en la sentencia.

Fernanda de la Figuera, la “abuela marihuana”, condenada a nueve meses de prisión

Al ser una condena de nueve meses, Fernanda de la Figuera evitará ir a prisión. La acusada dice “no sentirse culpable” y que está aliviada de que la condena haya sido menor de lo que el fiscal pedía (cuatro años).

"Me han absuelto repetidas veces, soy cultivadora legal, soy la primera persona en este país que ha obtenido una absolución por hacer cultivo para su propio consumo", comenta Fernanda tal y como se puede leer en eldiario.es. “En el juzgado de mi pueblo saben que toda la vida me he buscado la vida en el mercado inmobiliario y que no me dedico a vender marihuana. Mi interés no es ese, sino dar a conocer la maravillosa sustancia que es y lo buena que es para la salud de muchísima gente".

De la Figuera ha visto reducida la pena porque el juez la aplica en su grado inferior, al entender que pudo ser víctima de la confusa jurisprudencia respecto a los clubes de cannabis. Sin embargo, cree que se trató de un error "vencible" porque ella se dedica al cultivo desde hace más de 30 años y es "una auténtica experta en la materia" dedicada a promover el uso personal de la marihuana y divulgar sus aplicaciones y beneficios.