Pasar al contenido principal
7 de Diciembre de 2022 #292

Menú de usuario

Adiós a Fernanda De la Figuera, activista pionera del cannabis en España

Durante casi tres décadas De la Figuera impulsó y formó parte de numerosas iniciativas para lograr el derecho a usar y cultivar el cannabis.

Ayer domingo falleció Fernanda De la Figuera (Madrid, 1943), veterana activista contra la prohibición y una referente para varias generaciones de activistas en España. Conocida con el sobrenombre de la Abuela Marihuana, Fernanda fue la primera persona en conseguir que la justicia reconociera su derecho a autocultivar cannabis legalmente, gracias a una sentencia de absolución de 1995 dictada después de que la Guardia Civil le interviniera un cultivo. Durante más de dos décadas De la Figuera impulsó y formó parte de numerosas iniciativas civiles dirigidas a normalizar la planta del cannabis y a conseguir el derecho a consumirla y cultivarla.

“En el 82 por determinadas circunstancias decidí que mi vida iba a ser un constante fumar marihuana para combatir una serie de depresiones y otras cosas [sufría de varias hernias discales], y gracias a la marihuana sobrevivo [...] Es la mejor medicina que he tenido y la mejor medicina que tengo. Si no fuera por la marihuana yo no estaría aquí ahora, de esto estoy absolutamente convencida”, explicó De la Figuera en una entrevista del 2019.

Un año después de conseguir su primera absolución por cultivar cannabis, Fernanda fundó y presidió la Asociación Ramón Santos de Estudios sobre el Cannabis de Andalucía (ARSECA), una de las primeras asociaciones cannábicas, nacida a partir de la ARSEC catalana, donde realizó cultivos colectivos para socios y empezó a dar información y apoyo jurídico a las personas que enfrentaban juicios por cultivar cannabis para su consumo personal.

Más tarde fue parte fundadora del partido político cannábico Partido Cannabis por la Legalización y la Normalización (PCLYN) y de la Federación de Asociaciones Cannábicas, y luego se desempeñó como portavoz en España de la Coalición Europea para Políticas de Drogas Justas y Efectivas (ENCOD). También, el último año, Fernanda fue nombrada presidenta del partido cannábico Luz Verde. Tras salir absuelta de dos juicios por cultivo de cannabis (el de 1995 y otro en 2010), en el año 2019 fue de nuevo procesada por participar en el cultivo de la asociación de cannabis terapéutico Marías x María.

En ese momento De la Figuera recibió el apoyo de decenas de asociaciones activistas de toda España. “A mi me toca pagarla sin pensar en dinero como si hubiera pensado en dinero”, dijo poco antes de la celebración del juicio, ante la amenaza de cuatro años de cárcel solicitados por parte de la Fiscalía. A pesar de que la asociación de la que formaba parte únicamente cultivaba para abastecer las necesidades de sus socios, en un circuito cerrado de personas, el juez dictó que había ánimo de lucro y De la Figuera fue condenada a nueve meses de prisión y una multa de 10.000 euros. Más tarde la Audiencia Provincial de Málaga confirmó la sentencia y Fernanda, con 76 años de edad y cansada de tener que continuar la batalla, anunció que no recurriría a los tribunales europeos, su última posibilidad de recurso.

Ayer domingo todo el activismo cannábico español lanzó mensajes de condolencia por la redes sociales homenajeando a una de las personas que más han batallado por acabar con la prohibición de la planta y conseguir el reconocimiento del derecho de las personas a usarla libremente. Fernanda fue también una figura clave para muchas mujeres del movimiento cannábico que carecían de referentes femeninos en los ambientes y las luchas activistas por la planta. Fernanda compartió con todos su conocimiento y amor por la planta. “Quiero que mezclen mis cenizas con tierra y planten marihuana”, dijo en una entrevista de hace 15 años. Descansa en paz, Fernanda.

 

 

 

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo