Mata al ladrón le que robó dos plantas de marihuana

Mata al ladrón le que robó dos plantas de marihuana

Redacción

El propietario de una finca en Camí de Can Batle cerca de Inca (Mallorca) mató a un ladrón cuando le sustraía dos plantas de marihuana.

 

Durante la noche del pasado jueves, cuatro personas entraron en la finca de Sebastián M.G., de 49 años, con la intención de robar algunas de las plantas de marihuana que allí se estaban cultivando. Los delincuentes llevaban al menos un machete para cortar los tallos. Se sabe que en la finca había hasta doce plantas, pero los ladrones se llevaron solo dos.

En ese momento, Sebastián les sorprendió y trató de para el robo armado con una sierra. Según informan algunos medios, durante el forcejeo con los ladrones, el dueño de la finca se hizo con el machete e hirió de gravedad a Jaume L.R, de 33 años, conocido delincuente habitual. También hirió a otra persona durante esta pelea. Todo esto, supuestamente, claro.

Jaume recibió heridas en el pecho, cabeza, brazo y espalda. Aunque los ladrones lograron huir, Jaume se desplomó al superar la valla de la finca. El mismo dueño de la casa alertó al 112 pidiendo una ambulancia. Al lugar acudieron rápidamente dotaciones del 061 y de la Guardia Civil. Los equipos sanitarios trataron de reanimar al hombre malherido, pero no fue posible. Tenía seis grandes cortes provocados por el machete, y aunque ninguno afectaba a órganos vitales, falleció a causa de la masiva pérdida de sangre. 

La policía arrestó al dueño de la finca como presunto autor del homicidio y buscó al resto de los ladrones. Poco después detuvieron a Daniel L.S, de 30 años, que era la otra persona que había sufrido heridas leves. Con los datos conocidos del coche donde habían guardado las dos plantas de marihuana, la Guardia Civil lo localizó poco después cuando se dirigía hacia Palma. En su interior había un único ocupante, Ángel A.F., de 24 años, y ya no llevaba las plantas.

Un drama profundo entre delincuentes comunes: el fallecido contaba con una veintena de arrestos en su historial, la mayoría por delitos contra la propiedad y acababa de salir de prisión tras dos años encerrado. Dos de los cómplices también cuentan con antecedentes. Todos están en disposición policial.

La Guardia Civil examina una barra de hierro que apareció en el lugar del homicidio.
La Guardia Civil examina una barra de hierro aparecida en el lugar de los hechos.