Cómo organizar tu ritual de enrollar un buen porro

Cómo organizar tu ritual de enrollar un buen porro

Redacción
Hacerse un canuto no es solo una actividad, es una tarea espiritual que requiere tomarse en serio el ritual que conducirá a la planta desde el cogollo al humo que vas a inhalar.

Liarse un porro en condiciones es una de las razones por las que la marihuana se siente tan bien, por eso la preparación es importante. ¡Ah!, ¿resulta que tienes prisa y lo que te interesa es tenerlo liadito en un segundo? Bueno, pues allá tú, pero si uno quiere santificar el canuto y elevar a los altares a Santa María, debes respetar el porro y dominar el cogollo. Vamos al ritual.

Limpia donde vayas a enrollar

Vamos, colega. Tienes todo hecho un desastre de suciedad, polvo y restos de la cena de ayer. Limpia un poco la mesa, prepara el altar como es debido y pasa la mopa para que eso esté tan limpio que puedas comer sopas. Abre las ventanas, que corra el aire y respeta el lugar de culto.

Prepara la mesa

Como si fuera el cáliz y las hostias, prepara todos los materiales que te hagan falta para poder liarte tu santo canuto. Alguna gente va un poco más allá y se flipa con cristales de cuarzo que creen que les traen poderes mágicos. Vale, si estás en esa onda adelante, sino con que tengas el desbrozador, un mechero, tu mandanga,  el papel y todo limpito te vale.

Desbroza el cannabis

Puedes usar tus manos, si es que te las has lavado, para desbrozar el cannabis. Sino, saca el grinder y dale a la manivela como si se te fuera la vida. Se  un caballero, pero ejerce la presión que creas conveniente para que el goce sea recíproco. Un minuto desbrozando te va a dejar un buen polvo de cannabis.

Carga el papel

Papel orgánico o de baratillo, nos es igual: si eres un gourmet vete a lo caro, pero te vale el de cualquier estanco. No se trata de potenciar el porro, sino de potenciar tu experiencia respetando un ritual. Es la parte más complicada para el neófito porque consiste en hacer el barrilete con la maría sobre el papel, cerrar el cilindro del porro, la parte clave de la experiencia cannábica; donde no había nada, donde todo era partes sin un sentido, ahora se alcanza la gloria del propósito: el canuto.

Cierra el círculo y ponle una boquilla

Ya hemos hablado muchas veces sobre hacer filtros o boquillas para los canutos. Si queréis unas ideas os recomendamos este artículo.

Ofrece el porro a los dioses de la María

Una vez acabado el proceso, una vez que el sacerdote del santo cannabis ha realizado el proceso de adoración y transubstanciación, ofrece el porro a los dioses del cannabis para que te lo bendigan. Reza tus oraciones y enciende la llama. Ahora sí, inhala el hálito vital.

Cómo organizar tu ritual de enrollar un buen porro