Algunos casos en Texas han reportado el uso de cannabinoides sintéticos, la llamada “marihuana falsa”, por parte de ladrones para robar a sus víctimas.

¿Los criminales están convirtiendo los cannabinoides sintéticos en armas?

Redacción

Algunos casos en Texas han reportado el uso de cannabinoides sintéticos, la llamada “marihuana falsa”, por parte de ladrones para robar a sus víctimas.

Según estos reportes policiales, los ladrones utilizan la falsa marihuana para drogar a sus víctimas antes de proceder a llevarse todas sus pertenencias. Si os suena este tipo de procedimientos es porque se parece considerablemente a la idea mental que se tiene del efecto de la “burundanga”. Sin embargo, en el caso de la burundanga, los efectos han sido sobredimensionado por los medios, llegando estos a decir que las personas se convertían en poco menos que zombis en manos de las personas que los drogaban, cosa que no es cierta. ¿Estamos ante algo similar?

Los cannabinoides sintéticos, como el Spice o el K2, son bastante peligrosos e incluso pueden producir la muerte. Se sabe que este falso cannabis se empareja con elementos tan poco recomendables para la salud como los raticidas. Ahora sabemos también que se está usando para actividades criminales de otra índole.

Según la policía de Dallas, existen varios casos en los que alguien ofrece un canuto  a un desconocido. El canuto no es de marihuana sino de K2 o similar. Cuando la persona que consume vuelve a un estado de consciencia aceptable este ha sido robado hasta dejarle desnudo. De nuevo, si alguien le suena esta historia es porque se parece demasiado a cualquier leyenda urbana que tenga como fondo el aceptar comida de un desconocido.

En estos casos los afectados suelen ser gente con pocos recursos que caen en la trampa del falso cannabis, si es que esto en realidad está ocurriendo. El reporte, nos parece, es demasiado sospechoso como para tomárselo en serio.

El barrio de Deep Ellum, donde se han producido estos robos, parece que ya ha visto este modus operandi en otras ocasiones. La gente pide mayor presencia policial para evitar que se den este tipo de situaciones.

Fuente: Merry Jane