Policías estadounidenses confunden las cenizas de la hija de un sospechoso con metanfetamina

Policías estadounidenses confunden las cenizas de la hija de un sospechoso con metanfetamina

La policía realizó un test con las cenizas que dio positivo en la sustancia, aunque sólo eran restos orgánicos quemados.

Un grupo de agentes de la policía de Springfield (Illinois) confundió las cenizas fúnebres que portaba un sospechoso con metanfetamina. Ocurrió el año pasado pero el suceso ha sido publicado esta semana por el medio TMZ con el vídeo del arresto. En él se ve como un hombre negro de mediana edada, que está detenido en la parte trasera de un coche policial, se pone furioso después de que un agente le indique que ha encontrado una sustancia ilegal con apariencia de droga que ha dado positivo en el test de metanfetamina.

El hombre fue detenido por la policía en un barrio del municipio mientras buscaban a otro sospechoso, y tras inspeccionar su coche encontraron dos botes con marihuana. El hombre fue esposado y un policía le indicó que llevaba consigo un poco más de marihuana de la que permite la ley del estado. Cuando el policía está a punto de quitarle las esposas mientras le dice que está libre pero enfrentará una sanción por haber sobrepasado el límite legal para la posesión de cannabis, otro agente avisa de que han encontrado algo más y el detenido vuelve a ser metido en el coche policial.

Los agentes habían encontrado un pequeño recipiente con forma de bala en la guantera del coche del sospechoso. En su interior había una parte de las cenizas de la difunta hija del detenido, pero los agentes lo confundieron con alguna droga en polvo o cristal y realizaron un test de drogas rápido que arrojó un resultado de metanfetamina (que puede significar metanfetamina o MDMA). Cuando el agente vuelve con el sospechoso para decirle que han encontrado una droga ilegal que puede ser meta o éxtasis el hombre se muestra sorprendido y le pide que se lo enseñe.

Al ver el recipiente con forma de bala el detenido se estremece y empieza a gritarle al agente “¡Eso es mi hija!”, mientras intenta agarrarlas con las manos esposadas. Ante las súplicas del detenido, los agentes realizaron un segundo test que arrojó un resultado negativo y le devolvieron las cenizas al hombre, que supuestamente enfrentó una sanción por posesión excesiva de cannabis. Según TMZ el hombre ha denunciado ahora a las autoridades policiales por su actuación.

Relacionados