Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

¿Qué es un carb cap?

¿Qué es un carb cap?

Redacción

Las carburetor caps, llamadas “carb caps” (literalmente “tapas de carburador”), son un complemento para tu dispositivo de dabbeo. ¿Mejoran la experiencia?

La respuesta rápida es sí. Veamos en qué ayudan estos dispositivos.

Carb Cap

Para empezar, una de las partes que se suelen utilizar en los dab rigs (el “bong” del dab) es la llamada “aguja” (“nail” en inglés). La aguja debe estar a la temperatura correcta, ni muy caliente ni muy fría, para que al calentar el concentrado libere todo su potencial. Además, en la aguja es donde uno suele depositar ese concentrado que uno quiere consumir. Es ahí donde entran las carb caps.

Lo de “carburador” no es causalidad. Se utilizan de manera muy parecida a como lo hace este dispositivo en un coche: controlan el flujo de aire que funciona como una tapa o un domo para tu aguja. De esta manera el calor y el vapor quedan atrapados donde está la aguja pero deja un pequeño hueco en la parte superior para que pueda ser inhalado.

La ventaja de utilizar estas tapas es que la temperatura no necesita ser ideal para disfrutar del dab. La presión y el calor se mantienen de manera más estable mediante la tapa evitando que se pierda el sabor.

El uso es bastante sencillo. Una vez consideres que la aguja está lo suficientemente caliente y has depositado el concentrado allí, pones la carb cap sobre la aguja. La cámara que general esta tapa se llenará en algún momento de vapor. Es ahí cuando uno puede aprovechar el momento para inhalar el sabor de ese concentrado. En el caso de los concentrados se aconseja que uno no sea avaricioso y se enganche al humo como si fuese un bebé con el pecho de su mamá. Siempre es mejor hacerlo de manera lenta pero constante. De hecho, la carb cap ayuda a que puedas ser menos ansioso inhalando el humo.

Si quieres comprar una debes tener en cuenta algunos factores que son de sentido común: el material debe ser resistente al calor (cerámica, titanio o cuarzo, por ejemplo) y que tenga el tamaño justo para tapar de manera adecuada la aguja del dab.

En cuanto a cómo debe ser, ahí no podemos aconsejarte. Al igual que los bongs hay millones de diseños diferentes. Busca el que mejor se ajuste a la estética que le quieras dar a tu dab rig. Todos sabemos que la estética es importante, cómo no, pero desde luego que no es definitiva a la hora de disfrutar de una sesión de dabbing.

Carb Cap