Un estudio rebate el mito de que los consumidores de cannabis son más sedentarios

Un estudio rebate el mito de que los consumidores de cannabis son más sedentarios

El estudio también ha observado que los consumidores habituales de cannabis hacen más ejercicio que los que consumen esporádicamente.

Un estudio observacional realizado con una base de datos de población estadounidense ha puesto en cuestión la creencia de que las personas consumidoras de cannabis son más sedentarias y realizan menos ejercicio físico que las no consumidoras. Los resultados del estudio arrojan resultados que indican que no hay diferencias entre el tiempo de sedestación de consumidores y no consumidores, y que los consumidores frecuentes de cannabis realizan más actividad física que los consumidores no habituales.

La investigación utilizó la información de la Encuesta Nacional de Examen de la Salud y Nutrición de EE UU del año 2005-2006. De ella se extrajeron los datos sobre el comportamiento sedentario (medido con acelerómetro), la frecuencia de actividad física ligera y actividad física de moderada a intensa, de 2092 personas de entre 20 y 59 años; así como su uso de cannabis respecto al último mes, clasificándolos como no consumidores, consumidores ligeros, moderados o frecuentes.

Tras la comparación de los datos los investigadores no encontraron diferencias significativas en el comportamiento sedentario entre los que eran consumidores de cannabis y los que no eran consumidores. Sin embargo, sí que se observaron diferencias en el tiempo diario de actividad física entre consumidores y no consumidores:  “Después de controlar todas las variables [se vio que], los consumidores frecuentes de cannabis realizaban cantidades significativamente mayores de ejercicio físico ligero y ejercicio moderado o intenso en comparación con los consumidores no habituales”, dice el estudio.

Los investigadores han ofrecido una hipótesis sobre por qué los consumidores de cannabis tienen más propensión a realizar más ejercicio físico diario según el estudio, una asociación que han observado más cercana entre los sujetos mayores de 40 años: “[El cannabis] se está utilizando para la recuperación del dolor inducido por el ejercicio, ya que la actividad física provoca dolor e inflamación muscular, y se ha documentado una disminución del umbral del dolor y de la hipersensibilidad muscular con el aumento de la edad”.

Relacionados