Turner, el pueblo que  legalizó la marihuana por error

Un pueblo legalizó la marihuana por error

Redacción

Turner es un pueblo muy conservador de Oregón que ha legalizado la venta de marihuana sin pretenderlo.

Turner, un pueblo muy conservador de Oregón, legalizó la venta de marihuana sin pretenderlo. Con un electorado conservador –que en las pasadas elecciones votaron masivamente por Donald Trump (el doble concretamente que por su contrincante Hillary Clinton)–, el resultado del referéndum fue contrario a lo esperado. Ya en 2014 les preguntaron si querían legalizar el cannabis y el 57% dijo “no”. Sin embargo, como hemos sabido recientemente, aprobada ya la regulación que permite la venta de marihuana en el estado, a los vecinos de Turner (como a cinco condados más y a 54 ciudades de Oregón) se les preguntó si querían permitir la venta de cannabis en las zonas limítrofes de su condado y también si lo permitirían dentro del pueblo. De manera aplastante en Turner el 63% dijo que “no” a vender en las afueras, pero el 51% se pronunció a favor de que se vendiese dentro del condado.

¿Qué pasó? ¿Es que acaso querían quedarse con todo el negocio para ellos o que las empresas cannábicas tuvieran un emplazamiento céntrico? Pues parece que no: se liaron con la redacción de una de las preguntas de la votación y la gente votó lo que no quería votar. Habría que preguntarles de nuevo, con preguntas claras esta vez, para saber si la convivencia con el verde negocio les ha hecho más favorables o no.