Literatura

Jack Herer: el activista está desnudo

Jack Herer, antes de convertirse en una variedad de sativa, fue un activista norteamericano en pro de la legalización del cannabis. Dedicó su vida a difundir las propiedades de la planta del cáñamo, con especial atención a las aplicaciones agrícolas...

Las neurosis de Baroja

Pío Baroja (San Sebastián, 1872 - Madrid, 1956), uno de los escritores más sobresalientes y prolíficos de la generación del 98, tuvo una existencia aquejada de neurosis, reumas y neuralgias. Su doctorado en medicina y los años de juventud en los que...

Magia

Desde la noche de los tiempos, el Homo sapiens ha estado fascinado por la magia, que parece hacer regresar nuestras mentes a una fase infantil. Encontramos magos en la Biblia y en antiguos textos sagrados de todo el mundo. Magos fueron los que...

Esa maldita pared que separa la mierda del oro

Esta es la historia de un butronero vallecano que atracaba bancos accediendo a ellos desde las cloacas. Hijo de atracador, Flako –ese es el pseudónimo con el que firma su autobiografía–, hereda los conocimientos de su padre y desarrolla un enorme...

Toma anfetas (o no)

–“Estados depresivos, astenia matutina, surmenage, intoxicación por barbitúricos, curas de deshabituación en toxicómanos, narcolepsia, parkinsonismo post-encefálico, tumores diencefálicos, hipertiroidismo y…”, espera, esto está medio tapado por la...

Cuando Tom Wolfe viajó más allá del ácido

Este verano se cumplen cincuenta años de la publicación de Ponche de ácido lisérgico, el libro que Tom Wolfe, fallecido el pasado mes de mayo, consagró a las peripecias de Ken Kesey y sus Alegres Bromistas, incluido el mítico viaje de costa a costa...

La naturaleza adictiva de James Ellroy

James Ellroy probó su primer porro con nueve años. Se mareó “como en un éxtasis embobado”, se atiborró a galletas y se durmió. “Desperté convencido de que pronto me convertiría en un adicto a la heroína”, cuenta el escritor, que, en consecuencia...

Las letras de las drogas

Parte inherente de la historia de la humanidad, las drogas también lo son de su expresión escrita, la literatura, y por lo tanto, de la dieta neuronal de muchos de sus autores.