Pasar al contenido principal

Condenados a penas de prisión los responsables del club Three Monkeys

Three Monkeys

Tras haber sido absueltos por la Audiencia Provincial de Barcelona, los responsables del club de consumidores de cannabis Three Monkeys, en Barcelona, han sido ahora condenados por el Tribunal Supremo a penas de 8 meses de prisión, después de que el Ministerio Fiscal recurriera la sentencia de absolución.

Inicialmente los fiscales habían pedido que se condenara a los responsables de la asociación por delitos de asociación ilícita y contra la salud pública, pero la Audiencia Provincial de Barcelona consideró que, dado que en el local no se vendía cannabis de manera indiscriminada, sino tan a los socios, no constituía delito, y absolvió a los acusados. La posterior sentencia a la contra, dictada por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, afirma que “la sentencia de instancia ha extendido hasta límites, que consideramos inadmisibles, la teoría del consumo compartido” y establece su condena al presidente, al secretario y al tesorero de la asociación barcelonesa fundamentándose en que "un reducido núcleo de personas organiza y dirige la estructura asociativa. Disponen y preparan toda la intendencia, abastecimiento, distribución, control, cultivo, y ponen tales estructuras al servicio de un grupo amplio e indiscriminado de usuarios que se limitan a obtener la sustancia previo pago de su cuota y de su coste”. Asimismo, destaca que "no puede convertirse una asociación de esa naturaleza en una suerte de cooperativa de distribución de la sustancia estupefaciente prohibida". De hecho, uno de los razonamientos utilizados por los magistrados para revocar la absolución es que el hecho de que no exista ánimo de lucro no es motivo para que la conducta deje de ser delictiva, llegando a poner como ejemplo el siguiente caso hipotético: “Nadie dudará que una asociación dedicada a distribuir de manera gratuita y altruista drogas, incluso limitándose a repartirla entre quienes, siendo usuarios, demostrasen penuria de medios económicos, estaría favoreciendo el consumo ilegal de sustancias estupefacientes”.

Aunque la sentencia reconoce que no puede responsabilizarse a los dirigentes del club por posibles ventas de marihuana realizadas por sus socios fuera del mismo, apoya su condena en que los considera "responsables de crear la fuente de esos riesgos incontrolables y reales cuando se manejan esas cantidades de sustancia que se distribuyen a 290 personas cuyas actitudes o motivaciones no pueden fiscalizarse”. Vale la pena remarcar que la sentencia de la Sala Segunda incluye un voto particular del magistrado Joaquín Jiménez, partidario de absolver a los responsables de Three Monkeys España por no existir dolo en su conducta.

En todo caso, se trata de una sentencia significativa, pues confirma la presión que el Tribunal Supremo quiere imponer sobre los clubs de consumidores. Recordemos que el mismo Tribunal ya había condenado en verano a los responsables de la asociación Ebers de Bilbao después de que también hubieran sido absueltos por la Audiencia de Bizkaia. Aunque aquella sentencia condenatoria no sentaba jurisprudencia, la Fiscalía del País Vasco la utilizó para iniciar una campaña de registros e intervenciones en asociaciones cannábicas de Euskadi que la mayoría de las veces han derivado en la imputación y cierre de las mismas.

Más allá de las condenas impuestas, dichas sentencias constituyen un mensaje al resto de clubs: organizar un sistema de cultivo y distribución de marihuana para repartirla a terceros es un delito, aun cuando estos hayan debido inscribirse como socios de una asociación.

Consultorio Jurídico
Opinión

Nº 238 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

Club Cannabis

20 clubs cannábicos son obligados a cerrar desde comienzo de 2017

Cataluña legaliza los clubes de cannabis

David Pere Martinez de Oró durante su comparecencia en el Parlamento Catalán

El Parlament Catalán aprueba una ley sobre el consumo lúdico del cannabis

Alicante

Alicante regulará la instalación de clubes cannabicos

CSC

La ONU muestra “preocupación” por la proliferación de clubs de cannabis en España

Russ Hudson, catador profesional de cannabis

El hombre al que pagan por catar las mejores variedades

En un día del libro lluvioso en las Ramblas, Jesús Sibat (Xus) y Felipe Borrallo combatiendo la intemperancia climatológica

Droga prohibida, mafia agradecida

Fotos: Jorge Fuembuena

“Las falacias de la prohibición se están desmoronando”

Portada

Operación Djamba

Asamblea

El Gobierno en funciones del PP continúa la cruzada