El 60% de la marihuana callejera de Madrid no es apta para consumo según un estudio

El 60% de la marihuana callejera de Madrid no es apta para consumo según un estudio

La mayoría de las muestras recogidas tenían presencia de hongos que pueden provocar efectos negativos sobre la salud de los consumidores.

Más de la mitad de la marihuana que se puede adquirir en las calles de Madrid no es apta para el consumo según un estudio realizado por el farmacéutico y doctor en ciencias de la salud, Manuel Pérez Moreno. El científico recogió muestras de cogollos de cannabis a vendedores callejeros de la ciudad y luego analizó las muestras encontrando que la mayoría de estas tenían presencia de hongos que pueden provocar afecciones en la salud de los consumidores, y que pueden resultar graves en pacientes enfermos.

Según la información adelantada por el diario El País, el 62,5% de las muestras analizadas no eran aptas para consumo teniendo en cuenta la presencia de contaminantes. En el 35% de las muestras había presencia del hongo Penicillium, y en el 32,5% apareció el hongo Mucor. La exposición prolongada a estos hongos puede provocar reacciones de hipersensibilidad y neumonías, que son más frecuentes en casos de personas con el sistema inmunitario debilitado, pacientes que pueden acudir al cannabis por razones de salud.

“Es lamentable lo que hay y lo que la gente consume. Es un toque de atención a las autoridades sanitarias sobre todo y administrativas, de que esto puede explotar en cualquier momento. El día que cambie un poco este hongo y sea otro, van a llenar los servicios de urgencia de Madrid de gente intoxicada”, dijo Pérez Moreno a El País. El trabajo ha sido realizado en colaboración con la Fundación CANNA y las universidades Universidad Complutense de Madrid, Alfonso X El Sabio y Universidad de Extremadura.

Para el estudio Pérez recogió 40 muestras provenientes de la venta callejera en 18 de los 21 distritos de Madrid. El autor ya realizó un estudio similar, publicado en 2019, en el que analizó muestras de hachís que se vendían en las calles de Madrid y encontró que el 88% de las muestras no eran aptas para consumo por tener presencia de contaminantes como la bacteria fecal E. coli, hallada en un 75% de las muestras.

Relacionados