Phil Murphy

El gobernador de Nueva Jersey quiere que la marihuana sea legal antes de que acabe el año

Redacción

Phil Murphy, gobernador de Nueva Jersey, quiere que la marihuana recreacional sea legal para final de año.

La intención de Murphy es poder recaudar impuestos de la venta recreacional para incrementar las arcas del Estado. Parece que lo va a tener pues cuenta con una fuerte oposición dentro de su partido.

En su propuesta de presupuestos de este año Murphy incluye una previsión de 60 millones de dólares de recaudación producto de la marihuana. Es mucho dinero pero en realidad es una previsión que se ajusta bien a lo que está pasando en estados legales, por lo que no resulta un disparate.

En estos momentos si se hiciese una votación sobre legalizar o no la recreacional en Nueva Jersey lo más probable es que se perdiese, pero según fuentes internas sería una derrota ajustada por un voto en contra. Esto significa que con un poco de política podría darse la circunstancia de que se cambiase esa decisión.

En caso de que Murphy no consiguiese que se aprobase tiene aún otra posibilidad: preparar una enmienda constitucional por la que se preguntase a los ciudadanos de Nueva Jersey sobre esta medida.

Murphy considera que descriminalizar las pequeñas cantidades de marihuana no es suficiente, se necesita dar un paso valiente adelante y legalizarla. Parece evidente que a Murphy no le interesa tanto eso como el dinerito que NJ puede recaudar, pero ¿importa?