El presidente de Filipinas podría ser investigado por crímenes de lesa humanidad

El presidente de Filipinas podría ser investigado por crímenes de lesa humanidad

Rodrigo Duterte inició una guerra contra las drogas que desde 2017 ha provocado 30.000 víctimas según grupos de derechos humanos.

El Presidente de Filipinas Rodrigo Duterte y su política contra las drogas podrían ser objeto de una investigación por parte de la Corte Penal Internacional. La oficina de la Corte Penal Internacional ha informado de que ha hallado “una base razonable” para investigar posibles crímenes de lesa humanidad que se hayan producido en Filipinas desde que en los últimos años Duterte proclamó la guerra contra las drogas.

“La Oficina está convencida de que la información disponible proporciona una base razonable para creer que crímenes de lesa humanidad, como asesinato, tortura, lesiones físicas graves y daño mental por actos inhumanos, se cometieron en Filipinas entre al menos el 1 de julio de 2016 y el 16 de marzo de 2019, en el marco de la guerra contra las drogas”, señaló la fiscal Fatou Bensouda en un informe publicado el lunes y reproducido por la agencia EFE.

En caso de producirse la investigación el trabajo de la Corte Internacional sería determinar si la justicia de Filipinas no ha cumplido con su deber de investigar el elevado número de muertes que se han producido en el país después de que su presidente iniciara una guerra contra las drogas basada en el asesinato de consumidores y traficantes. Según las cifras oficiales han muerto 8000 personas sospechosas en el país como consecuencia de esta política, mientras que algunas organizaciones de derechos humanos hablan de 30.000 víctimas de las fuerzas del orden o asesinadas por sicarios en ajustes de cuentas, aprovechando el clima de impunidad de la campaña contra las drogas.

Por ahora la Corte Penal Internacional está haciendo un examen preliminar y todavía no se ha decidido de si la investigación será llevada a cabo. Estaba previsto que se tomase una decisión antes de que acabara el 2020, pero la situación de pandemia ha retrasado el proceso y el fiscal Bensouda adelantó que la Corte Penal tomará la decisión sobre solicitar autorización para abrir una investigación en Filipinas durante la primera mitad de 2021.

Relacionados