Illinois ofrece 31.5 millones de dólares de impuestos para reparar el daño de la guerra contra las drogas

Illinois ofrece 31.5 millones de dólares de impuestos para reparar el daño de la guerra contra las drogas

Redacción

EE.UU se revuelve con los disturbios raciales tras el asesinato de George Floyd. Illinois ofrece 31.5 millones de impuestos al cannabis para reparar los daños de la guerra contra las drogas.

Cuando se habla de “guerra contra las drogas” no queda claro si lo que se quiso decir es “guerra contra los afroamericanos” pues, es un hecho comprobado, que los que más han pagado las consecuencias de esta guerra es la comunidad negra.

El programa Restore, Reinvest, and Renew (R3) se ha puesto en marcha en el estado de Illinois (EE.UU). Pretende repartir 31.5 millones de dólares entre la comunidad que más ha sufrido la mal llamada “guerra contra las drogas”, que, como no podía ser de otro modo, es la comunidad afroamericana. Si alguien quiere recibir esas ayudas debe entrar en la página web de R3 y proceder a la solicitud. Las solicitudes estarán abiertas hasta el día 20 de julio.

El programa R3 es ambicioso y se ha considerado por los defensores de la legalización del cannabis como el “estándar” que debería ser aplicado a cualquier otro programa que pretenda ser de alcance social con este tipo de características. Al menos en los EE.UU.

El proyecto R3 ofrece subvenciones que van desde 25.000 dólares a 850.000 dólares para organizaciones sin fines de lucro, municipalidades locales y organizaciones religiosas, que tengan sede en zonas R3 y todo con exención de impuestos. Estos podrían ser programas de servicios sociales, proyectos para emprendimiento económico u otras propuestas similares.

“Al desarrollar estas oportunidades de financiación, el enfoque se ha centrado en la igualdad de oportunidades a nivel comunitario ”, comenta Jason Stamps, director interino de la Autoridad de Información de Justicia Criminal de Illinois. “Este programa comenzará a cerrar esas brechas en las áreas más afectadas por la violencia armada, el desempleo y los abusos del sistema de justicia penal. Para hacerlo, estamos buscando en las comunidades R3 propuestas de programas y estrategias que identifiquen para abordar mejor sus necesidades y desafíos”.

Programas como estos son un buen argumento para los defensores de la legalización porque muestran el potencial que tiene el dinero que se puede sacar de los impuestos del cannabis para reinvertir en la sociedad.