La junta de drogas de la ONU de nuevo preocupada por las regulaciones del cannabis

La junta de drogas de la ONU de nuevo preocupada por las regulaciones del cannabis

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) ha repetido en su informe anual que le preocupan las regulaciones de uso recreativo.

“La JIFE sigue preocupada por las novedades legislativas de varios países en lo que respecta al consumo con fines no médicos del cannabis”, advirtió el organismo en su informe anual publicado la semana pasada. La JIFE, el órgano de la ONU responsable del control y fiscalización de drogas a nivel internacional, menciona en su informe el proyecto de regulación de México y la situación de otros países con acceso a cannabis recreativo, como EE UU. 

La Junta ha querido recordar que los convenios internacionales sólo permiten el uso médico y científico del cannabis y que la legalización del uso recreativo de la planta “socava la adhesión universal a los tratados internacionales de drogas”. El organismo ya se ha pronunciado en ocasiones anteriores sobre las regulaciones de Uruguay, Canadá o EE UU, y ha recordado a sus gobiernos que no cumplen los tratados. 

En el informe de este año, la JIFE también ha mostrado preocupación por el aumento de personas que han accedido a cannabis recreativo en Uruguay el año pasado, que ha sido un 7,5% más elevado que en 2019. “La Junta toma nota de los esfuerzos del Gobierno de Uruguay para vigilar y proporcionar información sobre la fabricación, distribución y consumo de cannabis con fines no médicos. Sin embargo, la Junta expresa preocupación por el aumento del consumo de cannabis como ha informado el Gobierno de Uruguay”, escribió el organismo.

Relacionados