Pasar al contenido principal
30 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Marruecos entrega las primeras licencias para el cultivo legal de cannabis

Los agricultores serán autorizados gradualmente según las necesidades de los fabricantes con licencia.

La Agencia Nacional de Regulación de las Actividades Cannábicas (ANRAC en francés), el organismo encargado de controlar la producción de cannabis en Marruecos, acaba de entregar las diez primeras licencias para el cultivo legal de la planta. Las licencias han sido anunciadas tres días después del nombramiento del director de ANRAC, y autorizan a las cooperativas a realizar las labores de procesamiento, fabricación, comercialización y exportación de cannabis y sus productos para fines medicinales e industriales.

“Tras la expedición de estas autorizaciones, la Agencia iniciará [...] el proceso de autorización a los agricultores ubicados dentro del perímetro reglamentario (provincias de Al Hoceima, Chefchaouen y Taounate) para realizar la actividad de cultivo y producción de cannabis en el marco de cooperativas agrarias. Los agricultores serán autorizados gradualmente en función de las necesidades expresadas por los fabricantes autorizados”, dice un comunicado de la agencia.

La regulación de la producción de cannabis no psicoactivo es un proyecto impulsado por el Gobierno con el fin de atraer inversión al país y regularizar una parte de las extensiones agrícolas destinadas al cultivo de cannabis. Marruecos es un país que tradicionalmente ha cultivado cannabis, y aún con la prohibición de la planta, los agricultores han seguido cultivándola en condiciones de ilegalidad y vendiendo cogollos o hachís en el mercado negro, muchas veces como única fuente de recursos económicos. Con la regulación una parte de estos agricultores podrán cultivar en condiciones de legalidad a través de la organización en cooperativas.

Durante los meses en los que se estuvo tramitando la regulación, algunos grupos de campesinos dedicados al cannabis tradicionalmente se mostraron descontentos y desconfiados ante el proyecto. Los campesinos llegaron a manifestarse en contra del proyecto porque temían que la regulación de los cultivos provoque que sus pobres ingresos se vean aún más reducidos.

Según el diario Medias24, la agencia ANRAC ha estado recibiendo numerosas solicitudes de licencias desde que se reunión por primera vez este verano, antes del nombramiento de su director, cuando se definió la estructura organizativa de la agencia, se aprobó el presupuesto para el 2022 y se definieron algunos requisitos de las licencias.

Suscríbete a Cáñamo